En todo el universo no hay una otra persona exactamente igual a nosotros mismos, todos somos únicos y tenemos todas las capacidades que hacen falta para vivir plenamente y esa es una responsabilidad para con nosotros.

Podemos escoger demostrar lo mejor de nosotros, podemos elegir amar, ser competentes, encontrar un sentido a nuestra vida, podemos escoger desarrollarnos, crecer y vivir en armonía con nosotros mismos y con el resto de las personas. Somos dignos de ser de ser aceptados y amados exactamente como somos, aquí y ahora. Para esto es fundamental amarnos, aceptarnos y respetarnos, decidiendo vivir plenamente desde hoy.