Depresión: tratamiento, causas y síntomas

Los estados de ánimo conforman el marco emocional a través del cual experimentamos el mundo que nos rodea condicionando todos los aspectos de nuestra vida.

Cuando nuestro estado de ánimo se mantiene dentro de los límites saludables, nuestras emociones son ajustadas a las situaciones que las generan, teniendo una gama emocional rica y con diferentes matices, lo que nos permite gestionar conflictos tanto internos como externos así como sentir un equilibrio y una disposición al bienestar, a la felicidad y a la satisfacción.

trastorno de depresion

Por eso es importante hacer una distinción necesaria entre la tristeza y la depresión. La tristeza la podemos entender como un sentimiento que se genera como resultado de una situación de pérdida. En estos casos, la tristeza es un sentimiento que nos ayuda a gestionar la situación:

  • Nuestra energía disminuye y entramos en un proceso de reflexión e introspección con el objetivo de encontrar soluciones a situación de pérdida. Nuestros recursos cognitivos y emocionales se reorganizan en torno a la superación de la situación.
  • Se produce llanto, por un lado como estrategia natural para rebajar la tensión emocional acumulada y por otro lado como medio de comunicación de nuestros estados de ánimo a los otros, para recibir su apoyo.

Estas estrategias están orientadas a restaurar nuestro equilibrio emocional.

En los trastornos del estado de ánimo, se rompe este equilibro interno, pudiendo aparecer estados de ánimo depresivos caracterizados principalmente por un sentimiento de tristeza de gran intensidad, una sensación de vacío, insatisfacción, incapacidad para el disfrute, sentimientos de inutilidad y de culpabilidad.

Por tanto, podemos decir que mientras la tristeza es un proceso adaptativo que nos ayuda a asimilar situaciones de pérdida, como la de un ser querido, una ruptura amorosa, o un despido etc, la depresión, es un proceso patológico en el que nos inunda un sentimiento de melancolía, profunda tristeza e incapacidad para poder disfrutar de las cosas que antes generaban placer.

Los procesos depresivos tienen gran impacto en la vida de quien las sufre y en su entorno más directo. Las personas con depresión sienten que son incapaces de afrontar las demandas de su día a día por pequeñas que sean, lo que les lleva al bloqueo y a la evitación de actividades que antes podían enfrentar con normalidad. Esta situación impacta de igual manera al entorno próximo pues generalmente no saben como abordar la situación y como ayudar a la persona con depresión.

Si ya no disfrutas con nada, si te sientes vacío y desesperanzado o triste. si te embargan sentimientos de culpa o inutilidad... es posible que estés padeciendo un trastorno depresivo.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

Los síntomas de la depresión afectan a diferentes niveles de la persona:

A nivel fisiológico

Se presentan síntomas de fatiga, insomnio o hipersomnia, perdida o aumento de peso, pérdida del deseo sexual, dolores inespecíficos y difusos que no tienen un origen orgánico, perdida de energía.

A nivel cognitivo

Se presentan dificultades para concentrarse, recodar detalles y tomar decisiones. Continuos pensamientos negativos sobre si mismo, el futuro o los demás. Pensamientos suicidas.

A nivel Conductual

Enlentecimiento motor, pérdida de rutinas que pueden ir desde rutinas de aseo personal hasta rutinas sociales. Perdida de interés en las actividades que antes se disfrutaban

A nivel emocional

Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío. Desesperanza y pesimismo, se presentan sentimientos de culpabilidad, inutilidad e impotencia. Irritabilidad e inquietud.

CAUSAS DE LA DEPRESIÓN

La depresión y sus causas han sido ampliamente estudiadas a lo largo de la historia, no en vano las primeras referencias de la depresión fueron descritas por Hipócrates en la antigua Grecia.

Actualmente sabemos que la depresión tiene una causa multifactorial y es el resultado de factores genéticos, psicológicos, bioquímicos y ambientales.

Estudios con gemelos monocigóticos, revelan que la probabilidad de sufrir depresión aumenta en un 50% cuando uno de los gemelos ya presenta un trastorno depresivo, así mismo revelan que la probabilidad de sufrir depresión aumenta en un 25% cuando un familiar cercano (padres o hermanos) presentan depresión. Por tanto parece que el factor genético está involucrado en en desarrollo de la enfermedad.

depresion y causas

La aparición de la depresión también está relacionada con un descenso de los niveles de serotonina presente en los espacios entre neuronas. Los estudios revelan que las personas que padecen depresión tienen un nivel significativamente menor de estos neurotransmisores que las personas que no las padecen. Los fármacos ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) modifican los niveles de serotonina, evitando que haya este déficit.

También se relacionan con la depresión un grupo de enfermedades endocrinas, como son el hipertiroidismo, el síndrome de Cushing, o la diabetes entre otras. Los estudios demuestran que estás enfermedades generalmente van acompañadas de trastornos del estado de ánimo.

Por otro lado, los rasgos de personalidad también actúan como factores de predisposición a la depresión. Personas que tienen rasgos perfeccionistas, autoexigentes e hiper rresponsables son más propensas al desarrollo de depresión. Del mismo modo, aquellas personas con baja tolerancia al estrés y a la frustración a las que les cuesta reponerse de las adversidades, la falta de autoestima y autoaceptación, son factores involucrados en la depresión.

Otro de los factores que se relaciona con la depresión es la falta de refuerzos en la vida de la persona deprimida. Un regulador de nuestro estado de ánimo son los refuerzos que conseguimos gracias a la interacción con nuestro entorno. Las personas que tienen un estado de ánimo regulado presentan una tasa de reforzadores alta, hacen actividades que les reportan satisfacción, cubren sus necesidades sociales o se trazan objetivos que les mantienen activos. Por contra las personas con depresión mantienen una tasa de reforzadores baja, lo que hace más difícil la regulación del estado de ánimo.

Tristeza y depresión

Por ultimo, en la depresión están involucrados factores que llamamos precipitantes, éstos son los factores que pueden desencadenar la depresión. Los eventos estresantes y traumáticos como pérdidas de seres queridos, relaciones complicadas, pérdidas del trabajo o cualquier situación que la persona no puede llegar a gestionar pueden ser los disparadores del trastorno.

TIPOS DE DEPRESIÓN

Aunque generalmente la depresión se asocia con estado de ánimo deprimido e incapacidad para la realización de las actividades cotidianas. No todas las depresiones presentan estas características. Dentro del espectro depresivo encontramos depresiones donde los síntomas más preeminentes son otros, entre ellas encontramos:

Depresión enmascarada

En este tipo de depresión el síntoma más característico es la manifestación somática como dolores de cabeza, vértigos, molestias intestinales o respiratorias. A diferencia de lo que comúnmente entendemos por depresión la persona no presenta tristeza, apatía o dificultad para encontrar placer en las actividades que se realizan.

Depresión postparto

Este tipo de depresión se caracteriza fundamentalmente por el momento en el que hace aparición que suele ser días después de dar a luz, aunque algunas mujeres la presentan entre los o tres meses después del parto.

En este tipo de depresión los síntomas destacables son una sensación de profunda tristeza, perdida de interés en las actividades cotidianas, irritabilidad y dificultades para el cuidado del bebé.

Las causas de esta depresión son una combinación de factores hormonales, medioambientales, emocionales y genéticos, junto con los cambios adaptativos que se dan tras el nacimiento del bebé.

Trastorno depresivo estacional

Este trastorno del estado de ánimo se presenta en otoño e invierno. Esta relacionado con los cambios en los niveles de melatonina y serotonina que están regidos por los cambios asociados a la luz solar. Todos tenemos cambios en los niveles de melatonina y serotonina durante los periodos de menos luz solar, pero hay personas en los que estos cambios son tan acusados que muestran síntomas de depresión.

Episodio depresivo breve recurrente

En este tipo de depresión se presentan síntomas de depresión pero en periodos de menor brevedad, normalmente menores de dos semanas, pero que son recurrentes al menos una vez al mes.

Depresión psicótica

En esta depresión a parte de los síntomas depresivos, la persona pierde el contacto con la realidad, presentando falsas creencias de lo que está sucediendo (delirios) o escucha y ve cosas que no existen (alucinaciones).

OTROS TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL ESTADO DE ÁNIMO

Distimia

También llamado trastorno distímico, es un estado depresivo crónico cuyos síntomas son más leves que en la depresión. Se caracteriza por un estado de ánimo melancólico y de tristeza, en el que la persona siente que no consigue disfrutar plenamente de los aspectos positivos de su vida.

Trastorno bipolar

Este trastorno presenta fases depresivas con fases de manía o hipomanía. La persona se mueve en fases depresivas en las cuales presenta los síntomas de depresión, posteriormente presenta una fase de manía, en la que el estado de ánimo es anormalmente alto, donde mantiene una energía desbordante y presenta conductas impulsivas que pueden resultar peligrosas para si mismo.

Trastorno adaptativo

En este trastorno los síntomas depresivos se presentan asociados a cambios vitales que la persona no puede gestionar.

consecuancias de la depresion

CONSECUENCIAS DE LA DEPRESIÓN

Las consecuencias de la depresión tienen presencia en diferentes área de la persona:

Consecuencias sociales

Las personas con depresión tienden al aislamiento y pérdida de las relaciones sociales de apoyo. Suelen sentir desmotivación para continuar manteniendo sus amistades o hacer nuevas. También suelen pensar que en su estado de ánimo van a ser una “carga” para los demás por lo que poco a poco van perdiendo sus lazos sociales.

Laborales

Una de las consecuencias más habituales de la depresión que tiene una influencia directa es una disminución del rendimiento. La depresión va acompañada de fallos de la memoria, dificultad para concentrarse y otros déficit cognitivos. Estas consecuencias hacen que la persona se sienta incapaz de realizar su trabajo con normalidad.

Personales

Una de los síntomas básicos de la depresión es la anhedonia que es la incapacidad para experimentar satisfacción en casi todas las actividades, por lo que muchas veces abandonan aquellas actividades diarias que son reforzantes. Esto hace que no tengan refuerzos positivos en su día a día lo que hace que su estado de ánimo negativo se acentúe.

Familiares

Las relaciones familiares de las personas con depresión a menudo ser ven deterioradas por la tendencia al aislamiento que presentan por lo que renuncian en muchas ocasiones a realizar actividades de familia. También su irritabilidad puede producir deterioros en las relaciones.

Suicidios

La depresión es uno de los desencadenantes del intento de suicidio o suicidio consumado de hecho, la tasa de prevalencia del suicidio es 21 veces superior a la población general. Otro dato a tener en consideración respecto a los intentos de suicidio es que a veces el riesgo aumenta a medida que la persona deprimida mejora.. Esto puede deberse a que la persona con depresión recupera la energía antes que el estado de ánimo, por lo que la persona cuenta con las energías suficientes para tener intentos de suicidio.

TRATAMIENTO DE LA DEPRESIÓN

El tratamiento de la depresión está basado en multitud de técnicas y procedimientos adaptados a la persona y a su situación particular, teniendo en cuenta sus comportamientos, sus relaciones personales y su historia vital.

La terapia va encaminada a que el paciente aprenda a resolver problemas y conflictos actuales y/o pasados, a través de la comprensión de uno mismo y de sus reacciones emocionales, así como a un aumento de la confianza en sí mismo y a la generación de estrategias de afrontamiento adecuadas que le permitan resolver las situaciones difíciles.

El objetivo fundamental de la terapia se centra en desarrollar la autonomía global de la persona para que pueda gestionar las situaciones cotidianas y aquellas que suponen emociones negativas sin que éstas lleguen a bloquearla.

Superar la depresion

Solicita al psicólogo una primera sesión de consulta en la que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti.



COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Si te encuentras en esta situación y la tristeza y tu estado de ánimo te supera no lo dudes
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA