Terapia para solucionar los problemas Sexuales

Los problemas sexuales son comunes a muchas personas, tengan o no pareja, lo que puede llevar a un deterioro en la vida social y personal. Los problemas sexuales pueden tener causas orgánicas (físicas y fisiológicas) y/o psicológicas como el estrés, el cansancio, la ansiedad, estados de ánimo depresivo, sentimientos de vergüenza, culpa, baja autoestima en los cuales los aspectos cognitivos y emocionales son la base de los trastornos sexuales.

casos de pareja
Si tu vida sexual no es satisfactoria, si no disfrutas de tu actividad sexual, si presentas disfunciones en este área o si repercute en tu relación de pareja o te bloquea a la hora de conocer a otra persona... es posible que necesites terapia sexual.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


PROBLEMAS SEXUALES MÁS COMUNES

Los problemas sexuales los podemos clasificar en relación a la fase del proceso sexual que se vea afectado:

TRASTORNOS ASOCIADOS AL DESEO.

Deseo sexual hipoactivo: Ausencia o disminución de sensaciones, intereses, pensamientos o fantasías sexuales. La motivación para buscar la excitación es escasa o nula.

Trastornos por aversión sexual: Extrema ansiedad o disgusto ante la idea o el intento de practicar cualquier actividad sexual.

TRASTORNOS DE EXCITACIÓN

Disfunción eréctil: Incapacidad para conseguir o mantener una erección con la suficiente rigidez como para llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias.

Trastornos de la excitación: Ausencia o marcada disminución de la excitación sexual y del placer con cualquier tipo de estimulación sexual a pesar de existir lubricación genital y otros signos propios de un proceso excitatorio.

TRASTORNOS ASOCIADOS AL ORGASMO

Eyaculación precoz: Incapacidad de controlar la aparición de la eyaculación durante el tiempo necesario para que ambos participantes disfruten de la relación sexual.

Trastornos del orgasmo en la mujer: Ausencia o disminución de la intensidad del orgasmo con una adecuada estimulación, a pesar de sentir excitación sexual.

TRASTORNOS POR DOLOR

Vaginismo: Dificultad persistente para permitir la entrada del pene, los dedos u otro objeto en la vagina a pesar del deseo de la mujer.

Dispareunia: Dolor persistente o recurrente al intentar completar la penetración. Se incluyen las mujeres que no toleran los movimientos vaginales debidos al dolor.

Dolor en la eyaculación: Molestias o sensaciones de ardor que se manifiestan durante o después de una eyaculación.

TRATAMIENTO

La terapia sexual va dirigida a la información y formación sobre aspectos anatómicos y la eliminación de prejuicios o conocimientos erróneos en relación a la sexualidad. Se trabaja igualmente para la resolución del problema especifico que presente la persona en una o varias fases del proceso sexual gracias a técnicas de modificación de las conductas que le lleven a desarrollar la vida sexual de forma plena.

Solicita al psicólogo una primera sesión de consulta en la que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti.



COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Afronta y supera el problema, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA