ANSIEDAD

QUE ES EL TRASTORNO DE PÁNICO

El trastorno de pánico se caracteriza por la aparición de ataques de ansiedad (ataques de pánico o crisis de angustia) en las que se experimenta una sensación de terror muy intensa que va acompañada de síntomas físicos, como son taquicardias, dificultad respiratoria, mareos, sensación de hormigueo, náuseas incluso en los casos más agudos sensación de muerte inminente.


Este proceso es la manifestación física del proceso de ansiedad, es una sensación real muy molesta y que impacta mucho a la persona que lo sufre de ahí, que la persona tienda a anticipar sus ataques, es decir, viva un estado de alerta continuo que propicia que los ataques reaparezcan y eso los hace mas intensos y frecuentes.


ataque de pánico

Si experimentas súbitamente terror, con sensaciones corporales como taquicardia, sensación de ahogo, miedo intenso a morir, sin que exista ninguna circunstancia externa que lo origine... es posible que estés padeciendo un trastorno de pánico.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


LOS ATAQUES DE PÁNICO

Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y sin previo aviso, no obstante el miedo reaparece con más probabilidad en aquellas situaciones en las que se sufrió un ataque de pánico, de ahí que se tienda a evitar exponerse a dichas situaciones.


Este trastorno, en muchas ocasiones lleva aparejado un cambio de vida ya que la persona deja de hacer tareas y actividades por miedo a padecer nuevos ataques, lo que conlleva estados de ánimo depresivos y la una profunda sensación de incontrolabilidad sobre su propio cuerpo.



SÍNTOMAS DEL ATAQUE DE PÁNICO

  • Taquicardia
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Mareos
  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  • Sudoración
  • Temblores o sacudidas
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Sensación de atragantarse
  • Opresión o malestar torácico
  • Náuseas o molestias abdominales
  • Inestabilidad, mareo o desmayo
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)
  • Miedo a perder el control o a perder la razón
  • Sensación de muerte inminente
  • Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
  • Escalofríos o sofocaciones

TRATAMIENTO DEL ATAQUE DE PÁNICO

La terapia para los ataques de pánico consta de diferentes fases:


1 Control de la activación fisiológica corporal por medio de entrenamiento en respiración, relajación muscular e inervación vagal.
2 Redefinición de los miedos producidos por esta activación fisiológica por medio de terapia cognitiva.
3 Habituación y control de los síntomas de pánico, gracias a diferentes estrategias de exposición, como es la interoceptiva que supone una exposición a las sensaciones corporales temidas y la exposición en vivo, que implica la exposición en la vida real de forma sistemática y progresiva a las situaciones temidas.

Todas estas estrategias están apoyadas por materiales y documentos de ayuda para un óptimo desarrollo de la terapia.




COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Acaba con los ataques de pánico, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
INICIA LA TERAPIA


TOP