ESTADOS DE ÁNIMO

LA DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza habitualmente por un estado de abatimiento o infelicidad que puede ser permanente o transitorio. Son trastornos que afectan principalmente a la esfera afectiva, aunque también se desarrollan síntomas a nivel cognitivo, somático y volitivo. Este trastorno no solo afecta la esfera personal sino que también dificultan nuestro normal desarrollo en la esfera laboral y social.


depresión

Si ya no disfrutas con nada, si te sientes vacío y desesperanzado o triste. si te embargan sentimientos de culpa o inutilidad... es posible que estés padeciendo un trastorno del estado del ánimo.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

Los síntomas más comunes son:


  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío.
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo.
  • Sentimientos de culpa, inutilidad y/o impotencia.
  • Irritabilidad e inquietud.
  • Pérdida de interés en las actividades de ocio que anteriormente resultaban placenteras.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Dificultad de concentración, para recordar detalles y para tomar decisiones.
  • Insomnio o dormir en exceso.
  • Comer excesivamente o perder el apetito.
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio.
  • Dolores y malestares físicos persistentes (dolores de cabeza, problemas digestivos, dolores musculares).

TRATAMIENTO DE LA DEPRESIÓN

El tratamiento de la depresión está basado en multitud de técnicas y procedimientos adaptados a la persona y a su situación particular, teniendo en cuenta sus comportamientos, sus relaciones personales y su historia vital. La terapia va encaminada a que el paciente aprenda a resolver problemas y conflictos actuales y/o pasados, a través de la comprensión de uno mismo y de sus reacciones emocionales, así como a un aumento de la confianza en sí mismo y a la generación de estrategias de afrontamiento adecuadas que le permitan resolver las situaciones difíciles. El objetivo fundamental de la terapia se centra en desarrollar la autonomía global de la persona para que pueda gestionar las situaciones cotidianas y aquellas que suponen emociones negativas sin que éstas lleguen a bloquearla.


estado de ánimo depresivo


COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Afronta y supera el problema, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
INICIA LA TERAPIA


TOP