Problemas en el trabajo

El trabajo se ha convertido en una pieza fundamental de nuestra vida. Gran parte del día lo pasamos en el trabajo y casi todas las actividades que realizamos más allá del mismo vienen organizadas entorno a él.

El trabajo puede ser una fuente de satisfacción, no solo porque nos permite a través de la remuneración que lleva asociada cubrir necesidades materiales sino que puede ser un factor de satisfacción personal, ya sea porque nuestra actividad profesional sea algo vocacional y motivadora o porque nos suponga un desafío respecto a nosotros mismos y por tanto sea una actividad de desarrollo personal.

Por el contrario el trabajo también puede suponer una fuente de insatisfacción enorme para aquellas personas para las que su trabajo sea un generador de conflictos interpersonales, una fuente de estrés desgastante a nivel físico o psicológico o una actividad poco motivadora y no alineada con los intereses personales.

Para estas personas el trabajo poco a poco se va convirtiendo en una actividad insoportable y angustiosa, el simple hecho de levantarse para ir a trabajar supone una tortura e incluso el día antes de comenzar su semana laboral experimentan ansiedad anticipatoria, sentimientos depresivos y angustia.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


TIPO DE PROBLEMAS QUE PODEMOS ENCONTRAR EN EL TRABAJO.

Los problemas que nos podemos encontrar relacionados con el trabajo son muchos y de diversa índole, desde pequeños inconvenientes, como pueden ser los atascos diarios a la hora de ir a trabajar como situaciones mucho más complejas como el acoso laboral.

De entre todos estos podemos destacar aquellos que por su complejidad, pueden causar mayor deterioro de la salud psíquica y emocional.

Burnout (síndrome de estar quemado o de desgaste profesional). Consiste en una respuesta prolongada al estrés ante factores emocionalmente estresantes que incluyen fatiga crónica, desmotivación, distanciamiento afectivo o embotamiento emocional hacia las tareas laborales. También tienen presencia los síntomas psicosomaticos, la ansiedad y disminución del rendimiento laboral.

Problemas de relación con jefes o compañeros. Las relaciones que se mantienen con los compañeros o con los jefes pueden ser problematicas y conflictivas, sin que la persona encuentre recursos y estrategias para gestionar los problemas que surgen, lo que conlleva una disminución de la calidad del trabajo y de la satisfacción personal.

Estrés laboral. Las excesivas demandas del trabajo cómo puede ser los horarios excesivos, el trabajo por plazos y tareas que sobrepasan nuestras capacidades generan como consecuencia estrés laboral. Esto es una saturación a nivel físico, mental y emocional en el entorno de trabajo que se extiende al entorno personal.

Acoso laboral o Mobbing. En esta situaciones uno o varios hostigadores someten a maltrato psicológico a otra persona de la organización. Esto produce en la persona hostigada una disminución de su confianza personal en sus capacidades laborales, Ansiedad, depresión y estrés entre otros.

Problemas del trabajo

CONSECUENCIAS DE LOS PROBLEMAS DERIVADOS DEL TRABAJO.

Las consecuencias de los problemas derivados del trabajo pueden ser devastadoras para las personas que lo sufren. Podemos encontrar consecuencias en diferentes niveles y áreas de la vida:

  • Nivel cognitivo: Se pueden presentar problemas de memoria y aprendizaje. Percepción de incapacidad personal para abordar incluso las más pequeñas dificultades en el trabajo.
  • Nivel social: Sislamiento, explosiones de ira contra el entorno más cercano e incapacidad para gestionar e incluir en la vida cotidiana actividades sociales.
  • Nivel emocional: Los estados emocionales propios de los problemas derivados del trabajo son ansiedad, depresión, irritabilidad y anhedonia, entre otros.
  • Nivel laboral: Dificultad para la toma de decisiones, problemas para gestionar el tiempo de trabajo de manera adecuada y disminución del rendimiento laboral incluso para tareas sencillas que previamente se gestionaban sin dificultades.
  • Nivel fisiológico: A nivel físico se presentan cambios en el patrón de sueño como insomnio, sueño interrumpido no reparador, agotamiento y trastornos psicosomaticos (problemas gástricos, dolores de cabeza, sensación de ahogo, etc).
  • Nivel personal: La persona tiene una percepción de si misma como ineficaz tanto desde el punto de vista laboral como social. Disminución de la autoestima, incapacidad para experimentar placer en otras actividades no dependientes del trabajo.

TRATAMIENTO DE LOS PROBLEMAS DERIVADOS DEL TRABAJO.

El tratamiento de los problemas derivados del trabajo dependerá del tipo de situación a la que se tenga que enfrentar la persona y el tipo de consecuencias que ha generado. No obstante, podemos considerar un marco general donde los programas de tratamiento van dirigidos a gestionar diferentes parámetros que se ven comprometidos a causa de los problemas derivados del trabajo.

Estos programas tienen como objetivos:

  • Revertir los niveles fisiológicos hiperactivados.
  • Reducir los niveles y síntomas de ansiedad y depresión
  • Establecimiento de estrategias para la resolución de problemas respecto a las tareas y conflictos interpersonales.
  • Estrategias dirigidas al aumento de la autoestima.

Solicita al psicólogo una primera sesión de consulta en la que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti.



COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Afronta y supera el problema, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA