Autocontrol, problemas por la falta de control de impulsos

Podemos entender que el autocontrol es la capacidad consciente de regular los impulsos de manera voluntaria con el objetivo de alcanzar el equilibrio personal.

Como habilidad compleja, están involucrados aspectos como las emociones, los pensamientos y los comportamientos, así como la toma de decisiones. De tal manera que las personas que tiene problemas en controlar sus impulsos presentan dificultades en la regulación de uno o más aspectos de esta habilidad.

Esta falta de regulación provoca que las personas con déficit de control de impulsos presentan una marcada tendencia a exhibir conductas irreflexivas y poco meditadas sin tener en consideración las consecuencias que pueden tener dichas conductas.

Autocontrol

Teniendo en cuenta esto, podemos entender la conducta impulsiva como un comportamiento que debe ser satisfecho de manera inmediata y en el que no se valoran las consecuencias que puede tener la conducta tanto para si mismo como para los demás y que se ejecuta de manera automática, es decir, la persona se siente incapaz de controlar la conducta.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


SÍNTOMAS DE LA FALTA DE CONTROL DE IMPULSOS.

la conducta impulsiva presenta unas características específicas previas y posteriores a la ejecución de la conducta impulsiva entre ellas encontramos las siguientes:

Características previas:

  • Aumento de la tensión corporal. Previo a la conducta impulsiva hay una hiperactivación del sistema nervioso que genera un malestar emocional.
  • Este aumento del malestar emocional, induce a una conducta impulsiva, poco reflexionada.
  • La persona se bloquea y es el "cerebro emocional" el que toma las riendas de la conducta anulando las funciones ejecutivas de la corteza cerebral. La persona siente que entra en una especie de "trance" en el que pierde el control de su propia conducta.
  • Se genera la conducta impulsiva que puede ser dañina para ella misma o para los demás.

Características posteriores:

  • Una vez que se ha realizado la conducta impulsiva, la persona tiene sentimientos de culpabilidad o vergüenza por la conducta exhibida.
  • Aún cuando la persona sabe que su conducta es inapropiada, negativa y que puede conllevar consecuencias negativas, no es capaz de inhibirla y se convierte en un patrón de comportamiento.

Normalmente la conducta impulsiva responde a una necesidad de gratificación inmediata, en muchos casos esto es la eliminación o neutralización del malestar emocional que la desencadena.

Remordimientos

CAUSAS DE LA FALTA DE AUTOCONTROL.

Hay diversas causas por las que podemos llegar a manifestar conductas impulsivas y falta de autocontrol.

Falta de asertividad

Podemos entender la asertividad como la capacidad para comunicarnos con los demás desde una postura de autoconfianza gracias a la cual podemos expresar nuestros sentimientos, nuestras ideas y nuestras necesidades teniendo en cuenta a sí mismo las necesidades y los sentimientos de los demás. Las personas no asertivas pueden presentar comportamientos agresivos e impulsivos.

Déficit en la regulación emocional

Los mecanismos de regulación de las emociones son fundamentales para poder actuar de manera moderada y eficaz para resolver situaciones. Las personas con falta de autocontrol no han desarrollado de manera adecuada estos mecanismos por lo que tienden a verse sobrepasados por sus propias emociones lo que les lleva a tomar decisiones guiados por las emociones y no de forma reflexiva.

Problemas para la demora de las gratificaciones

Las conductas impulsivas están relacionadas con una incapacidad o dificultad para demorar gratificaciones. Las personas con déficit del control de impulsos presentan tendencia a realizar conductas que les proporcione un beneficio inmediato aunque a largo plazo sea contraproducente, en vez de demorar la gratificación aunque ésta sea mucho mayor a largo plazo.

Intolerancia a la frustración

La frustración nos genera sensaciones molestas y desagradables. Es la emoción que nos informa de que las cosas no han salido como queríamos o anticipábamos y que por tanto debemos seguir trabajando en la consecución de nuestros objetivos desarrollando nuevas estrategias para conseguirlos. Las personas con baja tolerancia a la frustración gestionan estas sensaciones molestas y desagradable a través de conductas impulsivas que las neutralicen de forma inmediata.

Pobre inhibición de la conducta

La capacidad para la toma de decisiones forma parte del funcionamiento ejecutivo del cerebro. La capacidad ejecutiva cerebral se produce en la corteza prefrontal, que es la encargada de inhibir las conductas impulsivas y potenciar las conductas planificadas y orientadas a objetivos. Estudios neurológicos han demostrado que las personas impulsivas presentan una disminución de la actividad en la corteza prefrontal, lo que les dificulta inhibir conductas impulsivas.

TRASTORNOS DEL CONTROL DE IMPULSOS.

Dentro de los trastornos del impulso podemos encontrar diferentes conductas. Todos ellos se caracterizan por un fracaso en el intento de resistir el impulso de realizar la conducta y por una tensión creciente que siente la persona previa a realizar la conducta que libera con la consecución de la conducta. Una vez realizada la conducta la persona siente culpa, remordimiento y sentimientos negativos hacia si misma.

Ingesta compulsiva

Consiste en un patrón consistente de ingesta descontrolada y desadaptativa motivada por la necesidad de gestionar emociones y sentimientos molestos.

Tricotilomania

Consiste en un patrón de arrancamiento del pelo de forma recurrente. La persona siente una sensación de tensión previa a la conducta o cuando intenta resistirse a esta praćtica.

Juego patológico

Es un comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente, que se utiliza como medio para escapar de problemas o aliviar sentimientos de ansiedad, culpa, depresión, etc.

Piromania

Es la provocación deliberada e intencionada de un incendio en más de una ocasión, que provoca una gratificación cuando se inicia el fuego o cuando se observa.

Cleptomania

Es la comisión de robos de objetos que no tienen un gran valor o no son necesarios para el uso personal. No son robados por necesidad sino por gratificación generada al hacerlo.

Trastorno explosivo intermitente

Es un patrón de conducta en el que se presentan episodios agresivos que dan lugar a violencia verbal o física o a la destrucción de la propiedad. La agresividad durante los episodios es desproporcionado con respecto a la intensidad del estresante psicosocial precipitante.

CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE AUTOCONTROL.

Las consecuencias de la falta de autocontrol difiere dependiendo del tipo de conducta impulsiva exhibida, la intensidad y la duración de la misma. Pro en general los problemas derivados de la falta del control de impulsos son las siguientes:

  • Conflictos con el entorno familiar y social: Los problemas en el control de los impulsos llevan aparejado un deterioro de las relaciones personales, ya sea en el círculo más cercano, familia y amigos, como en el laboral.
  • Abuso y dependencia de drogas.
  • Problemas legales: Muchas de la conductas que tienen que ver con trastornos del control del impulso están tipificadas como delitos y por tanto tienen una consecuencia legal para las personas que las realizan.
  • Baja autoestima: Las personas que tienen problemas en el control de los impulsos tienen deteriorada su autoestima puesto que la imagen que se hacen de si misma es una imagen muy negativa como personas incontrolables y con poca capacidad para gestionarse a si mismos.
  • Depresión: La depresión es consecuencia de la baja eficacia autopercibida en sus esfuerzos por vencer sus impulsos.
Mujer feliz

TRATAMIENTO DE LA FALTA DE CONTROL PERSONAL

En PsicoGlobal te ayudamos a gestionar tus impulsos combinando diferentes técnicas:

  • Detección de primeras señales.
    Te entrenamos para que aprendas a distinguir las señales que se ponen en marcha en tu cuerpo previas al impulso.
  • Gestión de la hiperactivación.
    A través de diferentes técnicas de relajación aprenderás a controlar y rebajar tus niveles de activación.
  • Técnicas de afrontamiento.
    Con estas técnicas aprenderás a sustituir las conductas impulsivas por otras más adecuadas a la situación.
  • Técnicas de gestión emocional.
    A través de estás técnicas aprenderás a regular tus emociones.

Si te encuentras en esta situación, .si tienes conductas impulsivas que no puedes controlar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Solicita al psicólogo una primera sesión de consulta en la que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti.



COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Afronta y supera el problema, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA