Vamos a ver 3 técnicas que pongan en valor nuestros derechos y nos permitan defenderlos desde el respeto a los demás, es decir, siendo asertivos, sabiendo decir no sin agresividad.

 

Ya vimos lo importante que es saber rechazar peticiones, ahora veremos como hacerlo con 3 sencillas técnicas asertivas para saber decir no.

 

1. Técnica del Sándwich.

 

En esta técnica lo que hacemos es expresar un mensaje positivo antes y después de expresar nuestro rechazo a la petición que nos hacen. De esta manera conseguimos que la negativa no sea tan “áspera” como un no y activamos los sentimientos positivos del otro.

 

Pongamos un caso en el que posiblemente te hayas encontrado. Un amigo te pide que vayáis a tomar algo, pero a ti no te apetece, pero no sabes como decirle que no porque temes que se enfade. En este tipo de casos el usar la técnica del sándwich nos ayuda a expresar nuestra negativa de manera asertiva.

 

tecnica-sadnwich-asertividad

 

Tal y como indica la técnica el primer mensaje a expresar es positivo. En este caso el mensaje podría ser agradecer la invitación a salir. "Te agradezco el ofrecimiento" o "Gracias por pensar en mi para salir"
El segundo mensaje es la exposición de nuestra negativa "Pero estoy muy cansado y no me apetece salir"
Para cerrar el mensaje con otra declaración positiva "Mañana te llamo y vemos cuando nos podemos ver"

 

Por tanto, como ves esta técnica es muy sencilla sólo tenemos que trasladar un mensaje positivo, nuestra negativa y otro mensaje positivo.

 

2. Técnica del disco rayado.

 

Esta técnica la usamos cuando nuestro interlocutor es una persona insistente incluso cuando ya hemos expresado nuestra negativa. En estas casos la técnica del disco rayado nos ayuda a trasladar nuestro mensaje de forma serena y tranquila.

 

Esta técnica propone seguir expresando el mismo mensaje sin salirnos de él y sin ceder a las presiones e insistencias de nuestro interlocutor.

 

disco-rayado-no-asertividad

 

Pongamos un ejemplo en que posiblemente todos nos hayamos encontrado en alguna ocasión. Un vendedor nos insiste en que nos llevemos un producto que en realidad no queremos comprar y aunque le hemos dicho que no lo queremos, sigue insistiendo en sus ventajas y en lo buen producto que es.

 

  • Vendedor: Es un producto muy bueno y de una calidad excelente.
  • Respuesta asertiva: te lo agradezco pero no me interesa.
  • Vendedor: Es una oferta muy buena esta a mitad de precio.
  • Respuesta asertiva: te lo agradezco pero es que no me interesa.
  • Vendedor: llévatelo y lo pruebas tienes un mes para devolverlo si no te gusta.
  • Respuesta asertiva: te lo agradezco pero no me interesa.

 

El no salirnos de nuestro mensaje, como vemos,  impide que la otra persona ejerza presión y “encuentre puntos de vulnerabilidad” por los cuales podríamos ceder a sus demandas.

 

3. Banco de niebla.

 

Esta técnica asertiva esta indicada en aquella situaciones en las que anticipamos que nuestro interlocutor puede enfadarse o tener una reacción negativa.

 

El banco de niebla consiste en expresar un acuerdo parcial sin cambiar nuestra decisión final es decir, nuestra negativa a la petición.

 

Pongamos un ejemplo, una amigo le pide a otro que vaya el fin de semana a su pueblo y al otro no le apetece y por tanto no quiere hacerlo, pero teme que su amigo se enfade o que tenga una reacción negativa ante su respuesta. En este caso podemos usar la técnica del banco de niebla.

 

  • Amigo 1: Vente a mi pueblo este fin de semana que sin las fiestas y están muy bien.
  • Amigo 2: Es posible que sea un muy buen plan pero no me apetece, pero te lo agradezco.

 

Como vemos el amigo 2, está de acuerdo en que puede ser un gran plan pero aun así se mantiene en su decisión.

 

Estas tres técnicas las puedes usar por separado o conjuntamente adaptándolas a la situación en la que te encuentras. En cualquier caso, estas técnicas tanto por separado o juntas te ayudarán a expresar tu deseo de decir no, y por tanto a decidir libremente.