TERAPIA FAMILIAR

LOS PROBLEMAS FAMILIARES

Los problemas de familia están presente en todo tipo de relaciones familiares ya sean monoparentales, homoparentales, nuclear, extensa, ensamblada, adoptiva... normalmente estos problemas son solventados de forma eficaz dentro del seno familiar, no obstante hay veces que las relaciones están tan deterioradas que la familia no puede solucionarlos por lo que es necesario acudir a ayuda externa para hacerlo.


problemas familiares

Si las relaciones entre los miembros de tu familia son conflictivas, si mantenéis continuas discusiones o vuestra comunicación no es buena y esto genera mucha tensión en el seno familiar... es posible que necesitéis terapia familiar.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


PROBLEMAS FAMILIARES MÁS HABITUALES

Las dificultades más importantes a las que se suelen enfrentar las familias son las siguientes:


  • Falta de comunicación: dificultad para la expresión de emociones o necesidades.
  • Conductas inadecuadas o impulsivas: peleas, consumo de sustancias, etc
  • Dificultades en la adaptación al cambio: llegada de un nuevo miembro de la familia, cambios de domicilio, pérdidas de trabajo, perdidas de un ser querido.
  • Patologías de algún miembro de la familia: desarrollo de enfermedades inhabilitantes o crónicas, tanto a nivel físico como mental.
  • Excesiva rigidez o permisividad: Gestión de normas muy estrictas o permisivas, querer tener razón siempre coartando libertades de los otros miembros de la familia.
  • Gestión de las tareas cotidianas: asunción de responsabilidades en las tareas de la casa, gestión de la economía familiar
  • Conflictos externos de los hijos: problemas con los amigos, problemas en el colegio.
  • Toma de decisiones: permitir decisiones o denegarlas a algún miembro de la familia, no saber ceder.
  • Faltas de respeto: gritos, insultos, agresiones físicas...

TRATAMIENTO

La terapia familiar se centra en la búsqueda de soluciones al conflicto, en aumentar el respeto de cada miembro como individuo con sus deseos y sus necesidades, aumento de la compresión mutua y apoyo emocional. Desarrollo de actividades de cohesión familiar y estrategias de comunicación eficaz, todas ellas encaminadas a mejorar el funcionamiento de la familia como grupo y a cada miembro de manera individual.


familia


COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Afronta y supera el problema, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
INICIA LA TERAPIA