Cuando comenzó a extenderse la terapia online, ya hace bastantes años, era normal que la gente se preguntase ¿pero, se puede mantener una terapia psicológica desde casa? Hoy en día, es poca la gente que aun lo duda, es algo asumido y normalizado, no hace falta mas que tener conexión a internet, la cual nos hace más fácil la vida en muchas cosas, por ejemplo: comprar un artículo, reservar nuestras vacaciones o hablar cara a cara con los que tenemos lejos.

Pero internet también ha revolucionado la manera en la que los psicólogos trabajamos, influyendo en nuestra manera de hacer terapia. Ahora, gracias a esta tecnología, somos capaces de llegar a aquellas personas que por sus circunstancias personales tenían problemas para acceder a una terapia psicológica tradicional.

 

psicoglobal-responsive-dispositivos

Después de más de 6 años haciendo terapia online, y respondiendo a la pregunta que iniciaba este artículo, desde mi experiencia profesional puedo afirmar con rotundidad que la psicología online es una herramienta eficaz para hacer terapias de calidad.

Terapia Online como modelo de versatilidad.

Cuando hablamos de terapia online hablamos de versatilidad, pues esta se ha convertido en la herramienta idónea que me ha permitido tratar con éxito a personas en múltiples situaciones: personas que viven en otro país y necesitaban terapia en su lengua materna, personas que bien por la naturaleza de su trabajo, plagada de constantes viajes o bien porque se tuvieron que mudar de ciudad se veían abocadas a abandonar la terapia, personas provenientes de localidades o pueblos pequeños donde no había asistencia psicológica, etc.

Y no olvidemos la accesibilidad que ha supuesto a personas que por impedimentos físicos tenían movilidad reducida y se les convertía en todo un mundo para ellas el poder asistir a la consulta tradicional.


Estos años de trabajo dedicado a la terapia online, me han permitido ser consciente de todas sus ventajas, y quizás la mas importante para mi sea la adherencia a la terapia, mucho más sólida que en la modalidad tradicional. Los factores que influyen en esto son variados, algunos serán subjetivos de cada persona, pero sin duda hay muchos que son comunes a todas ellas, como por ejemplo poder hacer la terapia desde casa, donde se sienten más "seguros" y están en su entorno familiar de comodidad, pero también de intimidad. Otro punto que mucha gente agradece, durante la terapia o al terminarla, cuando hacen retrospectiva de la misma, es el hecho de haber evitado tener que desplazarse a una consulta, el ahorro de tiempo que les supone, donde saben que la sesión es lo que dure la sesión y no lo que dure mas el tiempo de ir a la consulta y volver a su casa.


Otra ventaja muy importante para mi, es que la terapia online permite que la persona al otro lado del ordenador imprima el ritmo a la terapia que le sea mas cómodo, por poner un ejemplo, es común quien hace las primeras sesiones por chat, para luego pasar a la videoconferencia una vez que haya cogido confianza.

Otra ventaja a destacar es que se puede hacer un seguimiento directo de la terapia. Las nuevas tecnologías permiten estar con contacto por mensajería instantánea, mail y chat, del mismo modo que el paciente tiene en su área de usuario de la web toda la documentación, ya sea esto audios, lecturas o cualquier otro formato que aporta valor a la terapia.

Mi conclusión a lo largo de todos estos años de terapia psicológica online es que es un buen recurso psicológico que ha demostrado su eficacia para aquellas personas que necesitan ayuda de un profesional de la psicología.