Es posible que notes de forma frecuente que no estás a la altura de las situaciones y que por tanto no te mereces el lugar en el que estás, ya sea el cargo que ostentas en la empresa, como capitán del equipo de fútbol o como delegado de la clase, en definitiva sientes que eres un impostor y que tarde o temprano serás descubierto por los demás como un fraude. 

Si ésta es tu manera habitual de sentirte es posible que hayas desarrollado el síndrome del impostor.

 

¿Qué es el sindrome del impostor?

El síndrome del impostor hace referencia a la incapacidad de algunas personas para interiorizar y atribuirse sus éxitos y sus logros. Muy al contrario, asumen que sus éxitos y sus logros son fruto de la suerte, la coincidencia o son el resultado de la ayuda prestada por otros.

En base a esto, asumen que no son lo suficientemente buenos como para desempeñar el puesto que ostentan o para realizar determinadas actividades que les son asignadas. Esto les hace sufrir un miedo persistente a ser descubertos como fraudes. Temen que en algún momento los demás se den cuenta de que no son lo suficientemente buenos y que por tanto no son merecedores del puesto que desempeñan.

Este miedo es irracional, ya que el miedo no se corresponden con su verdadero desempeño, es decir, el desempeño y la ejecución que realiza la persona es óptimo incluso por encima de lo esperado pero su percepción es que su desempeño no ha sido bueno y si los resultados son buenos, asume no se debe a su competencia y eficacia sino a factores externos. Y es toda esta manera de enfocar la situación lo que le lleva a pensar que en el fondo es un impostor que no se merece estar en el sitio que está.

El concepto del síndrome del impostor fue desarrollado por la doctora Pauline Clance en 1978. Esta psicóloga se percató de que muchos de sus alumnos tenían dudas de sus propias capacidades y no se sentían orgullosos de los logros obtenidos en sus estudios. Al darse cuenta de que no era un hecho aislado o anecdótico, decidió investigar este fenómeno junto a su colaboradora Suzanne Imes.

Para el análisis de este fenómeno desarrollaron un cuestionario de 20 preguntas que puedes ver a continuación.

mascara-sindrome del impostor-dib

Si te sientes identificado/a con el síndrome del impostor haz el cuestionario para tener más información.

 

Responde a las siguientes preguntas:

1. A menudo he tenido éxito en una prueba o tarea, aunque antes de realizarla tenía miedo de no hacerla bien.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

2. Puedo dar la impresión de que soy más competente de lo que realmente soy.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

3. Si es posible, evito las evaluaciones y tengo miedo de que otros me evalúen.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

4. Cuando la gente me alaba por algo que he logrado, me temo que no pueda cumplir con sus expectativas sobre mí en el futuro.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

5. A veces pienso que obtuve mi posición actual o mi éxito porque estaba en el lugar correcto, en el momento correcto o conocía a las personas adecuadas.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

6. Me temo que las personas importantes para mí pueden descubrir que no soy tan capaz como se creen.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

7. Tiendo a recordar las ocasiones en las que no hice las cosas lo mejor que pude.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

8. Raramente hago un proyecto o tarea tan bien como me gustaría.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

9. A veces siento, o creo, que el éxito en mi vida o en mi trabajo ha sido el resultado de algún tipo de error.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

10. Es difícil para mi aceptar cumplidos o elogios sobre mi inteligencia o logros.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

11. A veces siento que mi éxito se ha debido a algún tipo de suerte.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

12. Estoy decepcionado con mis logros actuales y creo que debería haber logrado mucho más.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

13. A veces temo que otros descubran cuánto conocimiento o habilidad me falta realmente.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

14. A menudo tengo miedo de que pueda fallar en un nuevo trabajo o empresa, aunque generalmente hago bien todo lo que intento.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

15. Cuando he tenido éxito en algo y recibo reconocimiento por mis logros, tengo dudas de que pueda seguir repitiendo ese éxito.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

16. Si recibo muchos elogios y reconocimientos por algo que he logrado, tiendo a rebajar la importancia de lo que he hecho.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

17. A menudo comparo mi habilidad con los que me rodean y creo que pueden ser más inteligentes que yo.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

18. A menudo me preocupa no tener éxito en un proyecto o en un examen, a pesar de que otras personas a mi alrededor tienen confianza en que lo haré bien.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

19. Si voy a recibir una promoción u obtener algún tipo de reconocimiento, dudo en decírselo a los demás hasta que no sea un hecho.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre

20. Me siento mal y desanimado si no soy "el mejor" o , al menos "muy especial" en situaciones que involucran logros.

Nunca
Raramente
Algunas veces
A menudo
Siempre
VER RESULTADOS