Dependencia Emocional

La dependencia emocional es un estado psicológico que se manifiesta en torno a las relaciones que se establecen, fundamentalmente en la relación de pareja.

Estas relaciones se caracterizan por ser destructivas. En ellas se pone al otro por encima de cualquier otra cosa incluso de uno mismo pese al sufrimiento y malestar que genera la relación, siendo el otro, el principal motor de la vida, la cual gira en torno a la pareja y la relación. Se relegan a un segundo plano otros aspectos importantes de su vida como la familia, las relaciones sociales o las actividades personales.

Sí en tus relaciones personales sientes que adquieres un papel de sumisión, tienes la sensación de no poder vivir sin tu pareja y la idea de ruptura te genera unos sentimientos de ansiedad y depresión que te sobrepasan y que no puedes gestionar... es posible que estés padeciendo una dependencia emocional.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


Las persona dependientes emocionales construyen sus relaciones a través de las siguientes fases:

Fase de conocimiento

En esta fase conocen a alguien que les interesa y experimentan un entusiasmo y expectativas sobredimensionadas acerca de la posible relación. A la par, construyen una imagen mental del otro idealizada en la que es la persona perfecta para construir la relación que desean.

Fase de sumisión

Una vez embarcados en la relación y para preservar esta relación perfecta y a esta persona ideal la estrategia que adoptan es la sumisión al otro. Los deseos y necesidades de la otra persona se ponen por encima de las propias creando un desequilibrio en la relación.

Fase de deterioro

Este desequilibrio se va acentuando y aumentan los sentimientos de inferioridad y la baja autoestima. Esto crea la percepción de que a consecuencia de su poco valor serán abandonados, este miedo les lleva a adoptar más sumisión y por tanto deteriora aún más la relación.

Ruptura

Si se produce la ruptura la persona dependiente entra en un síndrome de abstinencia caracterizado por estados de ansiedad por separación y procesos depresivos. Estos sentimientos son tan fuertes y difíciles de gestionar para el dependiente que centra todos sus esfuerzos en retomar la relación, aun siendo una relación destructiva.

Búsqueda de nuevas relaciones

En el caso de que la relación no se retomé, el dependiente centra a sus esfuerzos en encontrar una nueva persona para paliar su sentimiento de soledad iniciando así, un nuevo ciclo de dependencia.

Candados desamor

SÍNTOMAS DE LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

Los síntomas de la dependencia emocional son una amalgama de procesos psicológicos emocionales y conductuales de los cuales podemos destacar los siguientes:

Idealización del otro

Los dependientes emocionales crea una imagen de la pareja idealizada. Los entienden cómo seres excepcionales, especiales y perfectos. En esta imagen mental que crean sobrestiman las virtudes y eliminan los defectos que puede presentar la otra persona.

Pánico ante el abandono o rechazo de la pareja

La idea de ser abandonados o rechazados por su pareja genera mucha ansiedad y les hace anticipar escenarios en los que sufren de forma desmesurada. Para evitar este posible sufrimiento su estrategia es la sumisión, ya que asumen que sí se adaptan cumpliendo los deseos y necesidades del otro estos no los abandonaran.

Miedo a la soledad

La soledad para el dependiente emocional es un estado angustioso por lo que se aferran obsesivamente a la persona de la cual dependen.

Autoestima baja

Las personas dependientes presentan una autoestima condicionada por los demás. Para ellos su relación es su fuente autoestima, en la medida en qué tienen una relación sienten que su valía personal aumenta. No obstante y en la medida en la que desarrollan actitudes de sumisión su autoestima se va deteriorando.

Dificultad para la toma de decisiones

Las personas dependientes tienen verdaderas dificultades para tomar decisiones en relación a situaciones de pareja. Tienden a delegar las decisiones en el otro.

Necesidad de agradar

La necesidad de agradar es un aspecto fundamental en el dependiente emocional. Para conseguir la aceptación por parte de los demás se adapta y asume las necesidades opiniones y deseos del otro, sin hacer manifiestos los propios relegándolos a un papel secundario y sin importancia.Sumisión: la conducta de sumisión es el comportamiento fundamental de un dependiente emocional. Los deseos y necesidades del otro son las realmente importantes y las que se deben cubrir y por tanto sus esfuerzos van encaminados a la satisfacción del otro aunque eso suponga el sacrificio de uno mismo.

Necesidad de acceso al otro en todo momento

El dependiente emocional sufre ante cualquier separación ya sea definitiva o temporal, por ejemplo cuando el otro realiza actividades individuales como salir con los amigos o estar en el trabajo. En estas situaciones el dependiente necesita saber que el otro está cerca y establece múltiples contactos ya sea telefónico o mediante mensajes, mails etc. Estos contactos tienen el objetivo de asegurar que el otro sigue vinculado a la relación y apaciguar la ansiedad que le genera la separación.

Renuncias

En la dependencia emocional hay una pérdida importante de autonomía. En todas las relaciones se producen ciertas renuncias en pos de la relación, pero el dependiente emocional renuncia todo, familia amistades, a sus planes, necesidades porque estás ya no son importantes lo verdaderamente importante es el otro. La importancia que se le otorga a otros aspectos vitales diferentes a la pareja es mínima, orientando todos los esfuerzos, tiempo y energía hacia el otro y la relación.

Sentimientos de vacío, preocupación y culpa

Los sentimientos de vacío son un eje principal en el mundo emocional del dependiente. Se sienten vacíos y desesperanzados si no están con su pareja y en el contexto de una relación, por lo que la perdida del ser amado es una preocupación constante en su vida y mantienen cierto estado de alerta para percibir las señales de alerta de una posible ruptura para así poder evitar que eso suceda. Por otro lado se sienten culpables por los estados emocionales negativos de su pareja, consideran que si el otro se siente mal, ellos son los responsables.

Ansiedad de separación y síndrome de abstinencia

El hecho de separarse genera una gran ansiedad que no pueden gestionar por lo que entran en un síndrome de abstinencia que solo se controla sabiendo de la otra persona o teniendo un acercamiento. Incluso habiendo finalizado la relación intentan mantener el contacto.

Dependencia emocional

LA DEPENDENCIA EMOCIONAL Y SUS CAUSAS

Las causas de la dependencia emocional remontan a la infancia. En este periodo vital no se desarrollaron las habilidades de independencia y autonomía personal necesarias para establecer relaciones equilibradas.

Falta de afecto

En esta etapa vital no se cubrieron las necesidades de afecto por parte de las personas significativas de ese momento evolutivo y cuando fueron cubiertas fue gracias al cumplimiento de las expectativas que tenían los otros, por tanto el afecto se conseguía gracias a la adaptación a los deseos de los demás. En este periodo se creó la idea de qué el amor, la aceptación, el cariño y el afecto se consiguen por medio de la acomodación y el ajuste a las necesidades de los demás.

Desarrollo de una autoestima inestable o condicionada al entorno

Una autoestima inestable y que depende del refuerzo del entorno y de las personas que nos rodean es otro factor para el desarrollo de la dependencia emocional. Los dependientes emocionales modulan su autoestima a través de la retroalimentación que tienen del entorno, es decir, sí el entorno los refuerza su autoestima aumentará, si por el contrario, el entorno no les refuerza su autoestima se deteriorará y perderán su valor autopercibido.

Creencias irracionales sobre las relaciones, los vínculos y los roles personales dentro de las relaciones

Otro factor importante en el desarrollo de una dependencia son las creencias irracionales sobre las relaciones. Creencias como que el amor significa desear estar en todo momento juntos o que los intereses personales, objetivos y valores son iguales que los de la otra persona y qué se debe estar siempre de acuerdo en todos los aspectos vitales.

CONSECUENCIAS DE SER DEPENDIENTE EMICIONAL

La dependencia emocional trae consigo diferentes consecuencias a nivel personal social y emocional. Entre las consecuencias más habituales encontramos.

Relaciones inestables: las relaciones inestables son una de las consecuencias más habituales de la dependencia emocional, fundamentalmente porque entran en un círculo de rupturas y reconciliaciones que no les permite avanzar en su relación.

Insatisfacción en la relación: normalmente se sienten insatisfechos con la relación. Ésta, es una fuente de frustración por un lado tener una relación es doloroso para ellos por miedo a perderla y el no tenerla también lo es por estar solo.

Disminución de la autoestima: como la estrategia que adoptan los dependientes emocionales es la sumisión a los deseos del otro generan una sensación de ser poco importante y se sienten como un elemento secundario en la relación lo que les hace sentirse poco valorado y querido.

Ansiedad: padecen procesos ansiosos que los acompañan de forma constante en su relación. La idea del abandono siempre está presente en su mente y por tanto se sienten amenazados y en peligro continuamente.

Empobrecimiento de la vida personal: Las personas dependientes cuando están en una relación ponen en un segundo plano otros aspectos de su vida y por tanto pierden apoyo social, también abandonan actividades individuales reforzantes qué equilibran el estado de ánimo. Si se produce la ruptura entran en un estado de abatimiento que no les permite seguir con sus rutinas habituales, toda su vida se paraliza.

corazón herido

TRATAMIENTO DE LA DEPENDENCIA EMOCIOAL

En psicoglobal, orientamos el tratamiento de la dependencia emocional hacia los siguientes objetivos:

  • Desarrollo de la autonomía y la independencia. Buscamos que la persona recupere grados de autonomía e independencia que permitan el equilibrio en la relación.
  • Trabajamos en el desarrollo de una autoestima incondicional y modulada por recursos internos.
  • Trabajamos con las creencias irracionales sobre la relación, el vínculo y los roles de los miembros de la pareja para establecer creencias más ajustada y que permitan un desarrollo dentro de la relación.
  • Asimismo integramos en la terapia técnicas de resolución de problemas habilidades sociales y comunicación asertiva.

Todas estas estrategias están apoyadas por materiales y documentos de ayuda para un óptimo desarrollo de la terapia.

Solicita al psicólogo una primera sesión de consulta en la que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti.



COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Afronta y supera el problema, da el primer paso en la búsqueda de soluciones
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA