Psicólogo online PSICOLOGÍA ONLINE
+34 609 663 330

TERAPIA PSICOLÓGICA
COGNITIVO CONDUCTUAL

La terapia cognitivo conductual es un sistema de tratamiento psicológico orientado a la acción en el que el psicólogo y el paciente trabajan de forma conjunta para identificar los problemas que presenta la persona y cuál es la mejor manera de abordarlos.

Desde esta perspectiva terapéutica se trabaja con los pensamientos irracionales y patrones mentales que generan pensamientos negativos y disfuncionales que a su vez generan distorsiones en las emociones, transformándolos para que sean adaptativos y funcionales.

Gracias a este cambio en los procesos mentales también cambia la manera en que la persona aborda las situaciones problemáticas y su forma de resolverlas.

La terapia cognitivo-conductual parte de los siguientes principios sobre los cuales se desarrolla la terapia:

  • Los pacientes tienen un rol activo en el desarrollo de su propia terapia. Para esto realizan ejercicios y tareas que deben completar entre sesión y sesión.
  • La terapia cognitivo-conductual es de tiempo limitado y se centra en el presente inmediato, trabajando en como afectan los pensamientos y conductas en el momento actual, independientemente de que tengan un origen en el pasado.
  • La terapia se enfoca a resolver problemas específicos. En la consulta se identifican los problemas a resolver y se establecen prioridades en su abordaje.
  • La terapia congnitivo-conductual está orientada a la consecución de metas que sean medibles a través de diferentes formas y se monitorea a lo largo de la terapia cómo se van alcanzando estas metas a través de las estrategias propuestas.
  • El enfoque de la TCC es educacional, ya que en terapia se aprende a identificar patrones de pensamiento disfuncionales y como éstos afectan a las emociones y conducta. El paciente también aprende, a través de la terapia, a modificar estos patrones de pensamientos. En la terapia también se enseña al paciente a modificar su conducta, estableciendo nuevas habilidades para gestionar de forma diferente las situaciones a las que se enfrenta.
chica feliz

Eficacia de la terapia cognitivo conductual

La terapia cognitivo-conductual es el único tipo de psicoterapia cuyos resultados han sido validados a través del método científico. Por tanto sus resultados están avalados por estudios científicos que demuestran que la intervención con esta terapia proporciona cambios y mejoras significativas a las personas que se someten a ella.

COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
Si te encuentras en esta situación que te supera y deseas comprender y superar lo que te sucede...
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA

OBJETIVOS DE LA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

La terapia cognitivo-conductual tiene como objetivo dotar a la persona de un conjunto de estrategias y técnicas que le permitan gestionar de una manera diferente y satisfactoria aquella situaciones problemáticas que se presentan en su día a día.

Uno de los objetivos iniciales es que la persona aprenda a identificar cuales son los procesos disfuncionales que se ponen en marcha cuando se enfrenta a una situación dada y como esto repercute en sus emociones y comportamientos.

Otro objetivo importante de la terapia es que el paciente desarrolle nuevos procesos de pensamientos más ajustados y funcionales, que le permitan establecer de forma paralela, nuevas conductas y comportamientos.

Por último, un objetivo fundamental es que la persona desarrolle estrategias de afrontamiento que pueda poner en marcha de manera natural y así prevenir recaídas.

¿QUIERES HACER TERAPIA PERO TIENES DUDAS?

PREGÚNTANOS

¿CÓMO FUNCIONA UNA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL?

La terapia cognitivo-conductual, consta de unas fases bien diferenciadas que se van cubriendo a lo largo del proceso.

La primera fase de la terapia es la recogida de datos. En esta fase lo que se hace es recopilar toda la información relevante y necesaria. Con esta información podemos entender que patrones se activan y como se abordan determinadas situaciones problemáticas para la persona.

Posteriormente lo que hacemos es una devolución de la información. De forma estructurada comunicamos las conclusiones que hemos alcanzado con la información recogida. Es decir, devolvemos la información para que la persona pueda entender qué factores forman parte del problema y cómo determinan su manera de enfrentarse a las situaciones. En esta devolución de información también se establecen los objetivos terapéuticos que queremos conseguir a través de la terapia cognitivo-conductual.

Una vez establecido esto, pasamos a la fase de implementación de estrategias. Dentro de estás estrategias encontramos la psicoeducación, la restructuración cognitiva, la activación conductual, la desensibilización sistemática, la resolución de problemas y otras muchas técnicas que nos ayudarán a alcanzar los objetivos terapéuticos.

Todas las herramientas serán aprendidas por la persona durante la terapia y le permitirán gestionar de manera autónoma las situaciones problemáticas.

Por último, la terapia se centra en la prevención de recaídas, en la que se instruye a la persona a anticiparse y a tener una actitud proactiva para gestionar las situaciones antes de verse desbordada por ellas .

Terapia Cognitivo Conductual

PIDE CITA CON UN PSICÓLOGO

Comienza tu terapia en tres simples pasos:

1
Registra tu cuenta.
2
Elige modalidad online.
3
Reserva una cita.

¡Tu salud emocional es importante! Comienza la solución a tus problemas con la ayuda de profesionales de la psicología.

REGISTRAR CUENTA

¿QUÉ TRASTORNOS O PROBLEMAS TRATA LA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL?

La terapia cognitiva conductual es el tratamiento de elección para multitud de trastornos entre los que encontramos las diferentes manifestaciones de la ansiedad (trastorno de ansiedad generalizada, ataque de pánico, ansiedad social, agorafobia, etc).

De igual manera, su eficacia ha sido demostrada en trastornos del estado del ánimo, Trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastornos de ala alimentación, estrés postraumático, dependencia a sustancias y conductas compulsivas sin sustancias, manejo de la ira, trastornos del sueño, disfunciones sexuales, problemas de pareja, crisis vitales y fobias.

También ha demostrado ser una importante ayuda en el tratamiento de condiciones médicas, como el tratamiento del dolor, adhesión a los tratamientos médicos y farmacológicos y como apoyo en tratamientos para enfermedad mental grave.

TOP