Cada día se hace más necesario el uso de transporte privado para, entre otras cosas, poder llegar al lugar de trabajo de una manera rápida. Además, los coches cada vez son más ecológicos y esto, sin lugar a duda, hace que el uso del coche sea cada vez más atractivo.

Aun así, hay personas que han desarrollado miedo a conducir o amaxofobia y esto les impide utilizar el coche, aunque hacerlo les facilitase el día a día. La amaxofobia, es un tipo de fobia que todavía es desconocida por muchos.

 

 

Por ello, en el artículo de hoy vamos a hablar sobre qué, cuáles son los síntomas más comunes, cuál es la diferencia entre un miedo racional y uno irracional y qué podemos hacer para superar este miedo. Asimismo, también te mostraremos un test para que puedas saber si tienes o no esta fobia.

 

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia, también conocida como miedo a conducir, es un tipo de fobia situacional. Se podría definir como la aparición de una ansiedad intensa ante el hecho de tener que conducir (APA, 2013). Puede aparecer en forma de miedo a tener un accidente, miedo a hacerse daño, miedo a tener un atasco, miedo a atropellar a un viandante, miedo a tener un ataque de pánico, disgustar a otros conductores o miedo a perder el conocimiento (Bados, 2017).

Es importante destacar también que esta fobia es más común de lo que parece. Un estudio realizado por el Instituto Mapfre en el año 2005 (citado en Hernández, 2017) puso de manifiesto que en España hasta el 30% de las personas que conducen tienen algún tipo de miedo a la hora de conducir y que de estos hasta el 12% evitan utilizar el coche en el día a día.

Relacionado con lo anterior, otro estudio sobre la ansiedad en la conducción realizado en el año 2018 por la fundación CEA concluyó lo siguiente:

  • La amaxofobia se presenta más en las mujeres que en los hombres
  • Es un problema que va empeorando con la edad
  • Hasta el 21.1% de las personas que tienen amaxofobia evitan conducir y el 22.8% solo conduce si es estrictamente necesario
  • Las condiciones climatológicas adversas, la existencia de mucho tráfico o las autopistas afectan negativamente a la aparición de esta fobia
  • Hasta el 24.2% de las personas entrevistadas establecen que el miedo a conducir se ha generado por haber sufrido un accidente en el pasado
  • De todas las personas afectadas solo el 42.7% ha pedido ayuda a un profesional de los cuales el 43.2% han pedido ayuda a un psicólogo y el 43.2% a una autoescuela

 

¿Cuáles son los síntomas de la amaxofobia?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podríamos decir que la amaxofobia se manifiesta como una ansiedad intensa ante el hecho de tener que conducir. Pueden aparecer sudores, taquicardia, mareos, dolor en el pecho, pensamientos anticipatorios, pensamientos catastrofistas, etc.

Asimismo, en la mayoría de las ocasiones, las personas con esta problemática realizan conductas defensivas como, por ejemplo, agarrar el volante con mucha fuerza, conducir siempre por el carril derecho, hacer distancias muy cortas, conducir solo si las condiciones climatológicas son favorables, conducir por debajo del límite máximo de velocidad de la vía, evitar conducir si no es imprescindible, etc. (Bados, 2017).

Otra de las cosas a tener en cuenta es que, en muchas ocasiones, también aparece un miedo irracional a disgustar a otros conductores. Por ejemplo, evitan tener que aparcar en lugares concurridos con el objetivo de no molestar a otras personas a la hora de hacer las maniobras necesarias para estacionar el vehículo.

 

¿Cuál es la diferencia entre el miedo del conductor novel y la amaxofobia?

Es fundamental diferenciar el miedo de un conductor novel de la amaxofobia para poder prestarle a cada uno la atención que merece. Como ya vimos en un artículo que le dedicamos a las fobias y a los miedos, la fobia es un miedo intenso, persistente, excesivo e irracional mientras que el miedo no tiene estas características.

En otras palabras, el miedo del conductor novel, aunque tuviera cierto componente irracional, no sería tan excesivo, ni tan persistente ni tan intenso. Este se produciría tan solo en los primeros meses de conducción y como fruto de la inexperiencia y la falta de práctica.

Por lo tanto, la diferencia entre uno y otro sería la siguiente: en la amaxofobia el miedo es prolongado e irracional y en el conductor novel no es prolongado y no es tan irracional. Eso sí, en el caso de que el miedo del conductor novel se prolongara en el tiempo y/o fuera limitante sí podríamos estar hablando de amaxofobia.

 

CONSULTA DE PSICOLOGÍA ONLINE

Supera el miedo a conducir con nuestro equipo de psicólogos online

Empieza la terapia ahora con un descuento del 50% en la primera sesión.

EMPEZAR TERAPIA

 

¿Cuál es el tratamiento de la amaxofobia?

En PsicoGlobal, pioneros en terapia online, utilizamos el tratamiento cognitivo conductual, ya que ha demostrado ser el más eficaz para el tratamiento de fobias específicas.

Entre otras, algunas de las técnicas y herramientas que utilizamos son las siguientes:

  • Psicoeducación. Para que la persona afectada pueda entender qué es la amaxofobia y cómo se manifiesta.
  • Reestructuración cognitiva. En muchas ocasiones las fobias tienen un alto componente irracional formado por pensamientos catastrofistas. El objetivo de la reestructuración cognitiva es el de trabajar estos pensamientos.
  • Técnicas de relajación y respiración. Con la finalidad de reducir la ansiedad en el caso de que se presente.
  • Exposición con prevención de respuesta. El objetivo es hacer una exposición o acercamiento gradual a los estímulos que generen ansiedad.

Además, en el caso de que sea necesario utilizaremos también otras técnicas, ya que toda terapia debería analizar las necesidades de cada paciente con el fin de ofrecer una terapia psicológica adaptada a las necesidades de cada uno.

 

¿Cómo saber si tienes amaxofobia? Haz el cuestionario de amaxofobia.

A continuación, te presentamos un cuestionario que tiene como objetivo que evalúes si podrías estar siendo víctima de la amaxofobia.

 

Responde a las siguientes preguntas:

Puntúa entre 5 (mucho) y 0 (ninguno) el grado de temor que le producen las siguientes situaciones de tráfico:

1. Arrancar en cuesta.

0
1
2
3
4
5

2.Incorporarse a las autopistas.

0
1
2
3
4
5

3. Al estacionar, provocar la detención de otros vehículos.

0
1
2
3
4
5

4.Circular en paralelo a un autobús.

0
1
2
3
4
5

5.En un cruce, que aparezca lateralmente otro vehículo.

0
1
2
3
4
5

6. Circular con motos o bicicletas cerca.

0
1
2
3
4
5

7. Circular con lluvia o con niebla.

0
1
2
3
4
5

8.Bajar puertos de montaña.

0
1
2
3
4
5

9. Rebasar obstáculos en calles estrechas.

0
1
2
3
4
5

10. Circular de noche.

0
1
2
3
4
5

11. Circular con tráfico denso.

0
1
2
3
4
5

12. Ver peatones cruzando la calzada.

0
1
2
3
4
5

13. Un vehículo asomando en un cruce.

0
1
2
3
4
5

14.Ser adelantado en una carretera estrecha.

0
1
2
3
4
5

15.Adelantar en una vía de doble sentido.

0
1
2
3
4
5

16. Que se cale el vehículo entorpeciendo la circulación.

0
1
2
3
4
5

17.Las cuestas abajo prolongadas.

0
1
2
3
4
5

18. Los túneles.

0
1
2
3
4
5

19. Las carreteras con más de dos carriles.

0
1
2
3
4
5

20. Los puentes y pasos elevados.

0
1
2
3
4
5

21. Otras situaciones no especificadas.

0
1
2
3
4
5
VER RESULTADOS

 

Conclusiones

La amaxofobia es un tipo de fobia que afecta a gran parte de la población y se manifiesta como un miedo intenso ante situaciones relacionadas con la conducción. En muchas ocasiones puede llegar a ser limitante, ya que las personas afectadas evitan conducir.

En el caso de que presentes alguno de los síntomas que hemos mencionado en este artículo, te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional de la salud mental. En PsicoGlobal, pioneros en terapia online, podemos ayudarte.

 

 

Referencias bibliográficas

American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders 5 (5ª ed.). Washington, DC.

Bados, A. (2017). Fobias específicas. Recuperado de diposit.ub.edu

Fundación Comisariado Europeo del Automóvil, CEA. (2018). Estudio sobre ansiedad en la conducción: amaxofobia en los conductores. Recuperado de fundacioncea.es

Hernández, A. (2017). A propósito de un caso: mindfulness y terapia cognitivo conductual aplicados para el tratamiento de la amaxofobia. Revista de casos clínicos en Salud Mental, 1, 77-97.