Desde que se produjo la catástrofe del avión de Germanwings, hemos visto como se han ido desarrollando los acontecimientos en tiempo real. Nos hemos ido sobrecogiendo con todos y cada uno de los datos que los medios de comunicación han facilitado, hasta llegar al punto de quedar horrorizados porque el choque del avión fuera producto de la conducta suicida de una persona, en este caso del copiloto.

Todos nos preguntamos ahora ¿esta es la conducta "normal" de un suicida? ¿Es habitual que un suicida aparte de querer acabar con su vida también quiera acabar con la vida de los demás?, pues lo cierto es que no, no es lo habitual.

conducta-suicida-wide

 

Cuando una persona quiere acabar con su vida se lo plantea como una liberación personal, como un intento de acabar con el dolor, como la única escapatoria.

Por tanto el suicidio se convierte en un ritual, es un rito de paso, se hace de forma íntima y evitando todo tipo de circunstancias que podrían impedir la consecución del objetivo.

Por eso es están sorprendente que una persona que decide acabar con su vida también decida acabar con la vida de otros. Esta conducta es más característica de otras patologías como la psicopatía o la sociopatía, no de la depresión. Como digo para una persona deprimida, el suicidio es una puerta a la liberación que decide cruzar solo, porque sabe que su sufrimiento es personal no colectivo.

Entonces cabría preguntar ¿habría algún otro trastorno más allá de la depresión? ¿Podía haber en la base una personalidad antisocial? ¿ una base de personalidad narcisista, que le llevara a buscar notoriedad? ¿tuvo un brote psicótico?, En realidad ahora podemos hacer todo tipo de suposiciones e hipótesis para poder llegar a una explicación mas o menos satisfactoria de lo que le llevó a tomar esta decisión. Pero no dejan de ser más que esto, suposiciones e hipótesis. Quizás nunca podamos responder estas preguntas.

Poco sabemos de las circunstancias y la historia del copiloto del avión, solo sabemos que tuvo una historia de trastorno depresivo. Si bien es cierto que el trastorno depresivo es un contexto habitual para los intentos de suicidio hay otras señales que tendrán que ser investigadas como si hubo intentos de suicidios o conductas autolesivas previas, su personalidad y su desarrollo vital y así se podrá arrojar algo más de luz sobre este triste suceso.

 

Por tanto tengamos claro que una persona con depresión no es una persona peligrosa y la conducta suicida no es sinónimo de agresión contra los demás, sino desgraciadamente hacia uno mismo.