El efecto Forer es un fenómeno que ha sido muy estudiado en psicología social y que explica cómo las personas aceptamos como válidas las explicaciones que otros dan sobre nuestra personalidad, aunque sean generales y se puedan adaptar a prácticamente cualquier persona.

 

 

En la entrada de hoy vamos a hablar ampliamente sobre qué es este efecto, cómo se originó, cómo nos afecta en el día a día, cuál es el perfil de las personas que se ven influenciadas por esta falacia y cuál es la relación entre el efecto Forer y algunas pseudociencias.

¡Empezamos!

 

¿Qué es el efecto Forer? ¿Cuál es su origen?

Este concepto también puede ser conocido como efecto Barnum, falacia de validación de la personalidad o efecto de validación subjetiva. Como hemos mencionado, hace referencia a cuando las personas aceptamos como buenas o válidas las descripciones que otros dan sobre nuestra personalidad. Sin embargo, no nos damos cuenta de que estas de descripciones son generales y de que podrían adaptarse a casi cualquier persona.

Aunque esta falacia ha sido muy estudiada en los últimos años por psicólogos de todo el mundo, el primero que acuñó este término fue el doctorado en psicología clínica Bertram R. Forer en el año 1948, de ahí su nombre.

Para estudiar este efecto lo que hizo fue administrarles un test de personalidad a sus alumnos y, entregarle a cada uno de ellos un informe de personalidad que supuestamente se basaba en sus resultados. Después de entregarles el informe les pidió que puntuaran del 0 al 5 en qué grado creían que estos informes se adaptaban a ellos.

 

efecto-forer

 

La media de las puntuaciones fue de 4.26, por lo que se podía concluir que los alumnos estaban bastante conformes con el informe sobre su personalidad que les había facilitado el doctorado en psicología. Sin embargo, lo que los estudiantes no sabían este informe era el mismo para todos. Es decir, realmente no estaba basado en los resultados del test y, además, les entregó el mismo informe a todos. Este informe incluía frases como las siguientes:

  • Necesitas que otras personas te acepten y te admiren
  • Eres una persona crítica contigo misma
  • En ocasiones tienes dudas sobre si has tomado o no una decisión correcta
  • A veces eres extrovertido mientras otras veces eres introvertido.

Como se puede ver, estas frases que Forer utilizó son descripciones generales que se pueden utilizar para describir la personalidad de cualquier persona. Aun así, como son descripciones generales y características que todos creemos que tenemos, validan nuestras ideas previas haciendo que aceptemos este tipo de descripciones como buenas y no las cuestionemos.

Es importante mencionar que también puede ser conocido por efecto Barnum, ya que Phineas T. Barnum, un conocido circense lo utilizó para manipular a muchas personas.  

 

¿Cómo nos afecta este efecto? ¿Qué podemos hacer para no caer en su trampa?

Ahora bien, conocer este efecto es de vital importancia si no queremos caer en su trampa. Como explicaremos más adelante, está relacionado con creer en el horóscopo, la adivinación y otro tipo de pseudociencias que pueden hacernos perder dinero y causarnos diversos daños.

Una recomendación para intentar evitarlo es que analicemos siempre muy bien cuál es la fuente de información. Esto ya nos dará una pista fiable de si debemos confiar en la información que esa persona nos ofrece o no. En otras palabras, si un perfil de personalidad nos lo da una persona que no tiene estudios sobre ello y nos lo ofrece sin seguir ningún método científico para realizar la evaluación, tendremos que desconfiar. Sin embargo, si el perfil de personalidad nos lo ofrece un psicólogo cualificado después de hacernos una evaluación exhaustiva, podremos confiar.

Otra cosa importante es fijarnos en el contenido del mensaje. En otras palabras, debemos fijarnos en si son descripciones generales y no concluyentes. En la mayoría de los casos las personas que hacen uso de este efecto lo que hacen es ofrecer dos tipos de conclusiones. Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor, una de las frases que utilizó Forer en su experimento fue: “a veces eres extrovertido mientras otras veces eres introvertido”. Mi pregunta es: ¿quién no es a veces introvertido y a veces extrovertido?

Este efecto nos puede afectar de diferentes maneras. Que otras personas nos digan cosas que ya sospechamos nos puede reconfortar. Sin embargo, al no estar adaptadas a nosotros pueden causarnos daños psicológicos (podemos conformarnos con lo que nos dicen) y podemos ser víctimas de una manipulación llegando a hacer cosas que nos perjudiquen seriamente.

infografia-efecto-forer-1 infografia-efecto-forer-2

 

¿Cuál es el perfil de las personas que caen en el efecto Forer?

Las personas que suelen caer en las redes de este efecto suelen ser personas que tienen alguna de las siguientes características:

  • Personas inseguras y que tienen baja autoestima
  • Personas que necesitan que todo tenga una explicación
  • Cuando buscamos constantemente pistas que confirmen nuestras teorías. Aquí entraría también en juego el sesgo de confirmación que ocurre cuando buscamos pistas que confirman nuestras sospechas sobre algo
  • No se cuestionan las cosas y creen siempre lo que otras personas también creen
  • Personas que opinan que no se conocen lo suficiente
  • Personas con la necesidad de escuchar cosas positivas sobre ellos de la boca de otros. Aunque las afirmaciones no sean correctas si creemos que son positivas o halagadoras, tendremos tendencia a aceptarlas

 

¿Cuál es la relación entre el efecto Forer y las pseudociencias?

La relación entre el efecto Forer y las pseudociencias ha sido también muy estudiado. Antes de nada, es importante que definamos qué es una pseudociencia. En este sentido, este término se utiliza para referirse a aquellas prácticas que pretenden ser ciencia, pero que no lo son. En otras palabras, son prácticas que no siguen un riguroso método científico.

 

cartas-tarot

 

Algunos ejemplos de las pseudociencias son: astrología, adivinación, magia, lectura del pensamiento, astroterapia, cartomancia, quiromancia, etc. Todas estas prácticas se benefician del efecto Forer para captar adeptos. Lo primero que hacen las personas que hacen uso de las pseudociencias es aprovecharse de la autoridad que les da el hecho de que tan solo unas pocas personas utilicen este tipo de métodos.

Estas personas lo que suelen hacer es dar descripciones amplias y vagas sobre los rasgos de personalidad de sus clientes. Como hemos comentado, suelen ser descripciones generales, positivas, no concluyentes que pueden adaptarse a casi cualquier persona y que reconfortan. Aun así, los clientes se sorprenden porque piensan que los “expertos” le han dado una descripción exacta sobre cómo son, después de haber realizado una “meticulosa evaluación”. Entrecomillo “expertos” y “meticulosa evaluación” porque en la mayoría de los casos ni son expertos ni hacen evaluaciones.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

Conclusiones

En resumen, el efecto Forer o la falacia de validación de la personalidad es un fenómeno que fue estudiado por Forer y otros psicólogos. Explica por qué tenemos tendencia a aceptar explicaciones sobre nuestra personalidad, aunque estas descripciones sean generales y, muchas veces, no tengan nada que ver con nosotros. Está muy relacionado con pseudociencias como la adivinación o la cartomancia.

Nuestro consejo es que si quieres conocer cuáles son tus rasgos de personalidad acudas a un profesional de la salud mental para que pueda hacerte una evaluación exhaustiva y para que pueda ofrecerte resultados basados en tu personalidad. En PsicoGlobal, pioneros en terapia online, podemos ayudarte a ello.