La fatiga pandémica es un desafio más que acompaña a esta situación excepcional que estamos viviendo con la covid-19. En este artículo encontrarás qué es la fatiga pándémica, cómo se manifiesta y cuáles son las estrategias que puedes poner en marcha para hacerle frente.

 

 

Qué es la fatiga pandémica

Llevamos casi un año de pandemia y hemos pasado durante estos meses por muchas emociones, desde la sorpresa y estupor cuando encaramos los primeros momentos de la pandemia porque no sabíamos a lo que nos enfrentábamos hasta la tristeza y el desaliento al ver que nuestras costumbres y rutinas más básicas se veían modificadas.

A todos este cúmulo de emociones ha venido a sumarse un nuevo factor con el que tenemos que lidiar. Que se lo que se ha dado a conocer como fatiga pandémica.

La Oms ha definido la fatiga pandémica como un proceso de estrés, apatía, desmotivación y profundo cansancio que podemos experimentar como una gran falta de energía. Además la Oms Estima que afecta al 60% de la población europea. Por tanto es algo a lo que tenemos que prestar atención como a otros aspectos de la pandemia.

Tanta es la preocupación que despierta este fenómeno que en la ultima encuesta de Cosmo-spain en la que se monitorizan las actitudes y los comportamientos de la población relacionadas con la covid-19 en españa. Se han incluido preguntas sobre la fatiga pandémica.

fatiga-pandemica-mujer

Los datos que arroja este estudio sobre la fatiga pandémica es que estamos muy cansados de los debates sobre la covid 19 asi como de las conversaciones sobre la misma. También que hay un aumento de los sentimientos de depresión respecto a la encuesta anterior. Así como de las preocupaciones respecto a perder un ser querido o la saturación de los servicios sanitarios o sobre la salud mental propia.

Manifestaciones de la fatiga pandémica

En la práctica la fatiga pandémica se manifiesta en aspectos como:

  • La sensación de anhedonia que es esa sensación de desmotivación y hastío con la situación en general, que hace que las actividades que antes nos propiciaban satisfacción y disfrutábamos ahora se han convertido en actividades que no generan ningún placer.
  • La sensación de estrés, que es una respuesta adaptativa física y emocional cuando nos sentimos amenazados. Cuando percibimos una amenaza nuestro organismo intenta adaptarse a la situación y esta adaptación se manifiesta en dificultades para conciliar el sueño, molestias físicas, dolores de cabeza, fatiga, sensación de hipervigilancia, sensación de sentirse superado por las circunstancias que nos llevan a un estado de fatiga y cansancio crónico.
  • Angustia, que podemos definir como una emoción híbrida entre la ansiedad y la tristeza y que nos lleva a una sensación de desesperanza.
  • Reducción de la percepción del riesgo, como consecuencia de casi un año de la presencia del virus, nos vamos acostumbrando a vivir con él y por tanto a dar normalidad a la situación. Esto se puede traducir en conductas de minimización de las precauciones como la limpieza de manos a el mantenimiento de la distancia social. También por una pérdida del interés por mantenerse informado sobre la situación o cuales son las medidas restrictivas que están activas en cada momento.

Sintomas-fatiga-pandemica

Si estos datos son preocupantes en la población general, los datos que nos encontramos para el personal sanitario son alarmantes.

En un estudio que se realizó desde mayo a septiembre en el que participaron 9138 sanitarios, arroja que el 45,7% presenta algún trastorno actualmente como puede ser depresión, ansiedad, pánico, estrés postraumático o uso de sustancias.. el 14,5% presenta algún trastorno discapacitante.

Otro estudio revela que el 8,4% de los sanitarios presentaban pensamientos y conductas suicidas durante la primera ola.

También muestran un agotamiento físico y mental que hacen que sea un colectivo que está experimentando la fatiga pandémica de forma muy acusada.

Por tanto el personal sanitario no solo está expuesto al riesgo de la covid-19 en su desempeño diario sino que también es un sector muy vulnerable a la enfermedad mental a raíz de esta situación que vivimos.

 

Claves para hacer frente a la fatiga pandémica.

Para poder hacer frente a la fatiga pandémica podemos poner en marcha una serie de estrategias:

 

Implementa conductas de autocuidado.

Como la fatiga pandémica se manifiesta en desmotivación uno de los riesgos es que dejemos de hacer conductas de autocuidado, por tanto una de las cosas que debemos empezar a poner en marcha si no lo haces ya, es retomar las conductas de autocuidado físico, esto básicamente lo podemos traducir en una alimentación saludable, una buena higiene del sueño y hacer algo de ejercicio físico. No es necesario que te prepares como su fueras a las olimpiadas, puedes hacer algo de ejercicio en casa, pasear o correr en espacios abiertos.

 

Reduce el estrés.

Pon en marcha aquellas actividades que puedan ser relajantes para ti. El yoga o la meditación puede ser buenas opciones, pero si quieres algo más sencillo puedes hacer ejercicios de respiración, pasear por sitios tranquilos como puede ser la naturaleza o en su defecto por un parque, leer, tomar un baño relajante o escuchar música.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

 

No bloquees tus emociones.

Esta situación que vivimos es excepcional y desafía nuestra capacidad de hacer frente a las emociones, pero bloquear las emociones no nos va a ayudar a gestionarlas, todo lo contrario. Por lo tanto no las reprimas, expresa tus emociones, ya sea con personas de tu entorno por las que te sientas apoyado. Si no cuentas con estas personas de apoyo, puedes expresar tus emociones a través de la escritura. Te ayudará hacer un diario emocional donde plasmes todo aquello que sientes poniéndole nombre y describiendo que piensas y que sensaciones experimentas.

 

Reduce el consumo de noticias.

Tenemos mucha información y a veces nos sentimos abrumados por el incesante flujo de noticias que nos llegan desde diferentes medios, ya sean formales o informales. Para no sentirnos aturullados con la información, reduce el consumo de noticias a una o dos veces al día. Si hay personas a tu alrededor que te hablan y se remiten continuamente a este tema pídeles que reduzcan sus conversaciones contigo respecto a la pandemia. También busca fuentes de información fiable para que no te sientas confundido con la información que te llega.

 

Mantén el contacto social.

Si bien es cierto que una de las cosas que hemos tenido que cambiar en esta situación es nuestra manera de relacionarnos, eso no significa que tengamos que renunciar los demás. Podemos mantener el contacto con nuestros seres queridos a través de medios digitales o en vivo manteniendo todas las medidas de precaución.

 

Controla tu diálogo interno.

Los pensamientos tienen gran influencia en lo que sentimos. Si nuestros pensamientos son muy negativos y catastróficos aumentaremos las sensaciones de angustia, miedo y tristeza. Por tanto mantener un diálogo interno en el que evitemos este tipo de pensamientos nos permitirá minimizar o neutralizar estas sensaciones.

 

Crea nuevos pasatiempos y constumbres.

La gestión de la pandemia está haciendo que muchos de nuestros pasatiempos y costumbres hayan desaparecido. Esto no significa que tengamos que resignarnos a no disfrutar, quizás tengamos que ser creativos e inventar o incorporar nuevas formas de disfrute. Por ejemplo podemos desempolvar aquellos juegos de mesa que tenemos en el armario o probar la jardinería o la alfarería. Quizás nuestra costumbre era celebrar nuestro cumpleaños con una fiesta ahora puede ser una buena idea hacer un scape room online con los amigos.

Estas son algunas de las estrategias que pueden ayudarte a hacer frente a la fatiga pandémica, pero cualquiera es válida si te ayuda a frenar todas esa sensaciones de desmotivación, hastío, tristeza y ansiedad que están presente en este fenómeno que nos toca vivir.

 

TE PUEDE INTERESAR:

Coronavirus: Hafefobia, miedo al contacto

 Duelo ante la pérdida

 

Bibliografia:

· https://www.noticiasensalud.com/psicologia/2020/12/16/la-fatiga-pandemica/

· Statement – Rising COVID-19 fatigue and a pan-regional response. https://www.euro.who.int/en/media-centre/sections/statements/2020/statement-rising-covid-19-fatigue-and-a-pan-regional-response

· Monitorización del comportamiento y las actitudes de la población relacionadas con la COVID-19 en España (COSMO-SPAIN): Estudio OMS https://portalcne.isciii.es/cosmo-spain/

· 7 Steps to Reduce Pandemic Fatigue https://connect.uclahealth.org/2020/07/07/7-steps-to-reduce-pandemic-fatigue/

· Thirty‐day suicidal thoughts and behaviors among hospital workers during the first wave of the Spain COVID‐19 outbreak. 
https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/da.23129

· Impacto en la salud mental del personal sanitario español de la primera ola de la pandemia COVID-19: un amplio estudio transversal  https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1888989120301282?via%3Dihub