Es usual que en las relaciones de pareja aparezcan problemas en el día a día. Algunos de estos contratiempos o dificultades tienen fácil solución, sin embargo, otros no son tan fáciles de solucionar y pueden tener graves implicaciones en la vida diaria y el desarrollo de la pareja.

En la entrada de hoy vamos a exponer cuáles son los problemas de pareja más usuales que podemos encontrarnos en las relaciones. Además, también explicaremos algunas estrategias para poder gestionarlos y qué se hace en terapia de pareja. 

 

 

¿Por qué surgen los problemas de pareja? ¿Cuáles son los problemas de pareja más comunes?

Los problemas de pareja, como los problemas que se originan en todas las relaciones, ocurren porque ambas personas son diferentes. Es decir, a pesar de compartir muchas cosas, ambos integrantes son diferentes en muchas otras y esto es lo que suele dar lugar a los conflictos.

Asimismo, tal y como expresa el conocido psicólogo Aaron Beck en su libro “Con el amor no basta: cómo superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de pareja” los intereses de una pareja van cambiando a medida que la relación avanza.

A continuación, explicaremos cuáles son los problemas de pareja más frecuentes:

Mala comunicación.

La comunicación es fundamental en cualquier tipo de relación y aún más en las relaciones de pareja. Debemos tener en cuenta que una comunicación deficiente puede ser el origen de muchos de los problemas de las relaciones de pareja. El no expresar nuestras necesidades y deseos o no escuchar los de la otra parte suele ser el origen.

Celos.

Como comentamos en el artículo que dedicamos a los celos los celos son parte de todas las relaciones de pareja y se originan, entre otras cosas, por el miedo a perderla. Sin embargo, si estos celos son elevados pueden considerarse celos patológicos, también conocidos como celotipia. Estos celos pueden originar problemas tanto a nivel individual como en la pareja. Por ejemplo, puede ser el origen de problemas de ansiedad, del distanciamiento emocional con la otra parte, del control excesivo sobre la otra persona, etc.

Falta de tiempo compartido.

Pasar poco tiempo juntos o que este tiempo que pasamos no sea de calidad es otro de los problemas más frecuentes. Tal y como comenta Beck (2003) muchas veces las parejas sí pasan tiempo juntos, pero este tiempo no es de calidad. Esto da lugar a insatisfacción.

tiempo-parejas

Problemas en la vida sexual.

La sexualidad es otro tema muy importante en las relaciones. Estas dificultades sexuales pueden ser de la siguiente naturaleza: problemas de excitación, disfunción eréctil, vaginismo, eyaculación precoz o dolor. Si se produce alguno de los anteriores, se verá afectada la sexualidad de la pareja dando lugar a conflictos.

Problemas de convivencia.

Cuando se inicia la convivencia se pueden producir también muchos conflictos. El vivir con otra persona hace que nos tengamos que adaptar a una nueva forma de vida y esto puede ser complicado. Algunos de estos conflictos suelen ser: horarios diferentes, desacuerdo en las tareas domésticas, etc.

Desacuerdo en las responsabilidades.

Relacionado con lo anterior, el desacuerdo en las responsabilidades que cada uno tiene en la pareja es otro de los problemas más comunes. Si una de las dos partes tiene más responsabilidades que la otra y está sobrecargada pueden surgir los problemas.

Desatención.

Ambas partes necesitan cierto nivel de atención por parte de su pareja. El sentir que la pareja dedica más tiempo y atención a otros quehaceres puede hacer que las dificultades surjan. Todas las parejas necesitan un cierto nivel de dedicación e implicación.

Infidelidad.

Como ya comentamos en el artículo que dedicamos a la infidelidad, este problema suele ser uno de los más difíciles de solucionar. Ocurre cuando una de las dos partes decide iniciar una relación sentimental o sexual con otra persona. Aun así, como también comentamos el concepto de “infidelidad” puede variar de unas parejas a otras.

Monotonía.

La rutina o la monotonía también es el origen de conflictos. El no tener objetivos excitantes o el no estar motivados puede dar lugar a esta rutina. El hacer cada día lo mismo, no tener planes diferentes, etc. pueden ser algunos de los causantes.

Problemas fuera de la pareja.

No todos los problemas de pareja tienen origen en la pareja. Los problemas económicos, familiares, sociales, etc. que cada uno tiene a nivel individual también pueden tener implicaciones en la vida de pareja.

Falta de compromiso.

Ocurre cuando una de las dos partes quiere adquirir cierto compromiso como, por ejemplo, formalizar la relación a nivel legal, tener hijos, comprar una vivienda, etc. y la otra no. Esto da lugar a conflictos o incluso el replantearse la relación.

Intereses distintos.

El no tener demasiados intereses en común puede hacer que no pasemos demasiado tiempo con nuestra pareja dando lugar a conflicto.

Problemas con las familias.

Las familias de ambos integrantes son una parte fundamental de todas las relaciones. Que nuestra familia, o la de nuestra pareja, no acepte la relación, se interponga o se entrometa puede hacer que tengamos dificultades.

problemas-pareja-familia

 

Crianza de los hijos.

El tener diferentes puntos de vista a la hora de educar a los hijos es otro de los conflictos más comunes.

Hemos comentado algunos de los más frecuentes. Sin embargo, puede haber muchos otros como, por ejemplo: diferencias en los tipos de personalidad, problemas económicos, etc.

 

Estrategias para resolver los problemas de pareja

Casi todos los problemas de pareja tienen solución. A continuación, comentaremos brevemente algunas estrategias:

  • Mejora de la comunicación. Es importante mejorar la comunicación, expresar lo que sentimos y necesitamos y escuchar de manera activa las necesidades y deseos de la otra parte.
  • Aumento del tiempo en común. Es crucial buscar planes para salir de la rutina y pasar tiempo juntos. Como hemos comentado en el punto anterior, este tiempo debe ser de calidad para que sea efectivo.
  • Aumento de las interacciones positivas y reducción de las negativas. Es fundamental centrarse en aumentar las interacciones positivas con actividades placenteras y reducir las interacciones negativas como, por ejemplo, las discusiones, el control sobre la otra persona, etc.
  • Desarrollar la empatía. El ponernos en lugar del otro puede hacernos entender ciertos comportamientos que no nos gustan.
  • Ajusta las expectativas. Muchas veces nos enfadamos porque pensamos que la otra parte tiene que hacer cierta cosa sin pensar en que esa es nuestra expectativa. En otras palabras, pensamos que la otra persona debería hacer ante una situación lo que nosotros mismos haríamos. Sin embargo, esto no es saludable.

 

¿Qué se hace en terapia de pareja para superar estos problemas en la pareja?

En el caso de que no podáis solucionar los problemas por vosotros mismos, os recomendamos que os pongáis en contacto con un profesional de la salud mental. En PsicoGlobal, expertos en terapia online, podemos ayudados.

Analizamos con detenimiento las necesidades y dificultades de cada pareja para poder adecuar la terapia a cada pareja. Sin embargo, algunas de las cosas que trabajamos son las siguientes: psicoeducación sobre las relaciones de pareja, entrenamiento en resolución de conflictos, entrenamiento en habilidades sociales, desarrollo de la empatía o estrategias para aumentar las interacciones positivas y reducir las negativas.

 

CONSULTA DE PSICOLOGÍA ONLINE

Mejora tu relación de pareja con ayuda de nuestros psicólogos


Empieza la terapia ahora con un descuento del 50% en la primera sesión.

EMPEZAR TERAPIA

Conclusiones

Las dificultades de pareja pueden ser originadas por diferentes factores. Además, algunos de los conflictos que se crean pueden hacer que nos replanteemos la relación. Es importante intentar solucionar estos problemas porque, en muchas ocasiones, pueden dar lugar a relaciones tóxicas.

Te puede interesar:

Relación tóxica: 20 señales para identificarla.

 4 señales de que tu relación de pareja no funciona bien.

Referencias bibliográficas

Beck, A. (2003). Con el amor no basta: cómo superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de pareja. Barcelona: Paidós.