La dependencia emocional es algo que afecta a muchas personas que están en una relación y que puede causar mucho sufrimiento en las partes implicadas. Aunque es un problema bastante frecuente y con grandes implicaciones, lo cierto es que no aparece en los principales manuales diagnósticos de trastornos mentales como el DSM-5 o la CIE-11.

Por ello, en esta serie de artículos sobre diferentes aspectos de la dependencia emocional:

  1. Qué es, causas y consecuencias.
  2. Perfil de las personas con dependencia emocional y perfil del complementario.
  3. Tratamiento de la dependencia emocional

En el artículo de hoy hablaremos sobre qué es, cuáles son las causas y cuáles son las consecuencias.

¿Qué es la dependencia emocional? 

La dependencia emocional, también conocida como la dependencia relacional, dependencia afectiva, adicción al amor o dependencia patológica, es algo que ocurre en las relaciones interpersonales, es decir, en las relaciones que tenemos con los demás.

La prevalencia de este trastorno cada vez es mayor. En un estudio realizado por Valle y de la Villa Moral en el año 2017, concluyeron que la prevalencia de la dependencia emocional en una muestra de personas jóvenes era de 23.3%

Como ya explicamos en el artículo sobre cómo gestionar la dependencia emocional ocurre cuando una parte de la pareja depende de la otra para casi todas las cosas que hace como, por ejemplo, ser feliz. Esto hace que la persona con dependencia sienta la necesidad de agradar a su pareja por encima de todo. Es decir, deja sus obligaciones o necesidades de lado por cumplir las necesidades o deseos de la otra persona.

Pongamos un ejemplo. Imagínate que hace mucho tiempo que quieres ir a ver una película que estrenan este fin de semana, pero tu pareja te dice que no quiere ir porque esa película no es "buena" y que mejor vais a ver otra que estrenaron la semana pasada. Si no vas a ver la película que tú quieres y/o no llegáis a un acuerdo para ver las dos películas, estarías dejando de lado tus deseos para satisfacer los de tu pareja. Si esto ocurre de manera reiterada y en varios aspectos de tú vida, podría ser que estuvieras dependencia emocional.

El querer satisfacer constantemente los deseos de la otra persona es uno de los factores más importantes, aun así, también se dan otra serie de características: necesidad de aprobación constante, sumisión o pasividad, miedo al abandono o a la soledad, baja autoestima, idealización de la pareja, etc. Sobre el perfil, tanto de las personas afectadas por la dependencia emocional, como de las personas complementarias (la pareja) hablaremos en otro artículo más adelante.

Es relevante mencionar en este punto que, la dependencia emocional está a la orden del día y que cada vez es más prevalente desde que las redes sociales e internet pasaron a ser parte de nuestro día a día. Estévez et al. (2017) gracias a una investigación, concluyeron que existe relación entre la dependencia emocional y el abuso de internet y el teléfono móvil.

¿Cuáles son las causas de la dependencia emocional?

Como ya hablamos en el artículo sobre la autoestima, la dependencia emocional y las relaciones tóxicas, una de las causas podría ser la baja autoestima. Cuando tenemos una baja autoestima no sentimos que somos personas que necesitan afecto porque no sentimos respeto por nosotros mismos, esto hace que, en muchas ocasiones, tengamos actitudes pasivas a la hora de relacionarnos con otras personas

Castelló (2005) destaca que hay una clara relación entre la dependencia emocional y la baja autoestima porque cuando hay dependencia se produce miedo a la soledad y este miedo a la soledad puede hacer que la persona haga todo lo que está en sus manos y más para llegar a evitar una futura ruptura.

Además de la baja autoestima, Castelló (2005) también establece que existen otros factores causales: carencias afectivas en la niñez o adolescencia, factores biológicos (ser mujer y tener un cierto tipo de temperamento), factores socioculturales (pertenencia a una u otra cultura) y búsqueda de la autoestima en factores externos.

 

¿Cuáles son las consecuencias de la dependencia emocional?

Son muchas las consecuencias que podría tener la dependencia relacional. Urbiola et al. (2017) realizaron una investigación donde concluyeron que:

  • Existe una relación entre la dependencia emocional, la ansiedad y la depresión. En otras palabras, a mayor dependencia emocional mayores niveles de ansiedad y mayores niveles de depresión. Es importante destacar que, son varias las investigaciones que han estudiado la relación entre la dependencia emocional, la ansiedad y la depresión, encontrando resultados similares a los de Urbiola et al. (2017).
  • También encontraron una relación clara entre la dependencia emocional y la autoestima. Es decir, a mayor dependencia emocional, menores niveles de autoestima. Como podemos ver, la autoestima baja podría ser determinante a la hora de favorecer la aparición de la dependencia emocional, pero también podría ser una consecuencia de esta. Como en el caso anterior, estos resultados han sido respaldados por muchas otras investigaciones.

Por todo ello, podríamos decir que las consecuencias de la dependencia emocional o relacional pueden llegar a ser muchas y muy graves.

 

CONSULTA DE PSICOLOGÍA ONLINE

Si deseas superar tu dependencia emocional y establecer relaciones sanas cuenta con nuestra ayuda


Empieza la terapia ahora con un descuento del 50% en la primera sesión.

EMPEZAR TERAPIA

Conclusiones acerca de la dependencia emocional

La dependencia emocional es algo que afecta cada día a más jóvenes y, sobre todo, desde que las redes sociales han empezado a estar tan presentes en nuestras vidas. Sin embargo, es una problemática que no es considerada como trastorno en los principales manuales diagnósticos.

Como hemos visto, la dependencia emocional es la necesidad de agradar a la pareja por encima de tu propio bienestar, necesidad de tener la aprobación constante de ella, tener un estilo comunicacional pasivo, tener miedo a la soledad, tener una baja autoestima, tener tendencia a idealizar a las personas, etc.

Las consecuencias pueden ser muchas y muy graves como, por ejemplo: baja autoestima, ansiedad y depresión. Por ello, si crees que tú o alguien de tu alrededor tiene adicción al amor, te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional de la salud mental con el objetivo de que pueda ayudarte.

 

Referencias bibliográficas

  • Castello, J. (2005). Dependencia emocional. Características y Tratamiento. Barcelona: Psicología Alianza Editorial.
  • Estévez, A., Urbiola, I., Iruarrizaga, I., Onaindia, J., & Jauregui, P. (2017). Dependencia emocional y consecuencias psicológicas del abuso de internet y móvil en jóvenes. Anales de Psicología / Annals of Psychology, 33(2), 260–268.
  • Urbiola, I; Estévez, A; Iruarrizaga, I; Jauregui, P. (2017). Dependencia emocional en jóvenes: relación con la sintomatología ansiosa y depresiva, autoestima y diferencias de género. Ansiedad y Estrés, 1-6.
  • Valle, L., & de la Villa Moral, M. (2018). Dependencia emocional y estilo de apego adulto en las relaciones de noviazgo en jóvenes españoles. Revista Iberoamericana de Psicología y Salud, 9(1), 27-41.