Psicólogo online PSICOLOGÍA ONLINE
+34 609 663 330
Terapias de Ansiedad

Ataque de Ansiedad: Síntomas y tratamiento. Qué hacer ante un ataque de pánico

El trastorno de pánico se caracteriza por la aparición de ataques de ansiedad (ataques de pánico o crisis de angustia) en las que se experimenta una sensación de terror muy intensa que va acompañada de síntomas físicos, como son taquicardias, dificultad respiratoria, mareos, sensación de hormigueo, náuseas incluso en los casos más agudos sensación de muerte inminente.

Este proceso es la manifestación física del proceso de ansiedad, es una sensación real muy molesta y que impacta mucho a la persona que lo sufre de ahí, que la persona tienda a anticipar sus ataques, es decir, viva un estado de alerta continuo que propicia que los ataques reaparezcan y eso los hace más intensos y frecuentes.

Atauqe de ansiedad o pánico
Si experimentas súbitamente terror, con sensaciones corporales como taquicardia, sensación de ahogo, miedo intenso a morir, sin que exista ninguna circunstancia externa que lo origine... es posible que estés padeciendo un ataque de ansiedad.

CONSULTA AL PSICÓLOGO
Si necesitas comprender que te sucede y quieres informarte sobre la terapia para afrontarlo
CONSÚLTANOS


LOS ATAQUES DE PÁNICO

Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y sin previo aviso, sin que haya una causa aparente que los desencadene. Por tanto pueden aparecer en el transcurso de cualquier actividad que se esté realizando, ya sea conducir, trabajar, pasear, etc. Contrariamente a lo que se podría esperar, su aparición se puede dar en situaciones en las que la persona está relajada como pueden ser los periodos de vacaciones o durante el sueño.

Los ataques de ansiedad o pánico, suelen ser de corta duración alcanzándose su máxima intensidad pocos minutos después de comenzar el mismo. Una vez que el ataque de pánico desaparece, aparece fatiga o una sensación de agotamiento intensa, también pueden mantenerse algunos síntomas del ataque de ansiedad como es una sensación de embotamiento mental, inestabilidad o sensación de mareo.

Ataque de ansiedad

Cuando se presentan ataques de ansiedad de forma recurrente y van seguidos durante un periodo de tiempo de preocupación o inquietud por padecer nuevos ataques de pánico o por preocupaciones sobre sus consecuencias se denomina Trastorno de pánico.

El trastorno de pánico no solo está determinado por la recurrencia de ataques de pánico y por la preocupación por padecer nuevos ataques, lo que entendemos como "miedo al miedo", si no que también es característico un cambio de comportamiento de la persona que lo padece. Muchas de sus conductas van orientadas a la evitación de nuevos ataques, como puede ser la evitación del ejercicio físico, nuevas situaciones a las que tenga que enfrentarse, o situaciones pasadas en las que haya padecido un ataque de ansiedad.

Por tanto, este trastorno, en muchas ocasiones lleva aparejado un cambio de vida ya que la persona deja de hacer tareas y actividades por miedo a padecer nuevos ataques, lo que conlleva estados de ánimo depresivos y la una profunda sensación de incontrolabilidad sobre su propio cuerpo.

CAUSAS DEL ATAQUE DE PÁNICO.

Las causas y factores exactos que desencadenan la aparición de ataques de pánico son desconocidas. No obstante los ataques y el trastorno de pánico pueden estar relacionados con los siguientes factores:

FACTORES GENÉTICOS

Aunque se desconoce la existencia de algún gen responsable de los ataques de pánico, los antecedentes familiares pueden predisponer al desarrollo del trastorno. Si bien es cierto, que el trastorno aparece en personas que no tienen antecedentes familiares de trastorno de pánico.

NIVELES DE ESTRÉS

El estrés, ya sea este crónico (largos periodos de intenso trabajo, padecer una enfermedad crónica, etc) o agudo (pérdida de un ser querido, cambios vitales, etc) parecen desencadenar la aparición de ataques de pánico.

INTERPRETACIÓN ERRÓNEA DE PROCESOS FÍSICOS

La persona hace una interpretación exagerada y catastrófica de cambios físicos inofensivos y los relaciona con amenazas. Por ejemplo, puede tener una elevación del ritmo cardíaco por un sobresalto y lo interpreta como que su corazón está teniendo un ataque cardíaco, lo que hace que la ansiedad suba y se retroalimente generando que su ritmo cardiaco vaya en aumento.

CAUSAS BIOQUÍMICAS

Diversos estudios han relacionado la aparición de ataques de pánico con cambios en la respiración que hace que se concentre mayor proporción de dióxido de carbono en los pulmones. También se ha relacionado con niveles bajos de glucosa en sangre o hiperactivación de la glándula tiroides.

EXPERIENCIAS TRAUMÁTICAS

Algunos estudios han relacionado el desarrollo de ataques de pánico con experiencias traumáticas previas de fuerte impacto emocional. Estas experiencias traumáticas pueden haberse dado muchos años antes de la aparición de los ataques de pánico.

DESEQUILIBRIO EN LOS NEUROTRANSMISORES

Los neurotransmisores son biomoléculas que transmiten información de una neurona a otra. Estudios han relacionado los ataques de pánico con una disminución de los neurotransmisores que regulan la función calmante del cerebro. Así mismo se relaciona con una hiperactividad noradrenérgica.

SÍNTOMAS DEL ATAQUE DE PÁNICO

Los síntomas del ataque de pánico suelen aparecer a principio de la edad adulta, generalmente antes de los 25 años y es más común entre mujeres que hombres.

La persona que experimenta un ataque de ansiedad presenta al menos 4 de los siguientes síntomas.

  • Taquicardia
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Mareos
  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  • Sudoración
  • Temblores o sacudidas
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Sensación de atragantarse
  • Opresión o malestar torácico
  • Náuseas o molestias abdominales
  • Inestabilidad, mareo o desmayo
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)
  • Miedo a perder el control o a perder la razón
  • Sensación de muerte inminente
  • Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
  • Escalofríos o sofocaciones

CONSECUENCIAS

Los ataques de pánico o padecer un trastorno de pánico puede acarrear diferentes consecuencias en la vida de quien lo padece. A continuación encontrarás las consecuencias más comunes asociadas al ataque de ansiedad.

Ansiedad anticipatoria

la persona que sufre ataques de ansiedad experimentará ansiedad anticipatoria, esto es, el conjunto de pensamientos relacionados con situaciones futuras en las que pudiera desencadenarse un ataque de ansiedad. Esto hace que el nivel de alerta del individuo sea mayor y por tanto que aumente la probabilidad de ataques de pánico.

Aislamiento social

Algunas personas que padecen ataques de pánico tienden al aislamientos fundamentalmente por dos cuestiones, una de ellas es que temen experimentar ataques de pánico en situaciones sociales y otra circunstancia es que evitan situaciones sociales para evitar tener que explicar qué les ocurre o evitar el juicio negativo de los demás si experimentan un ataque de pánico en su compañía.

Fobias

Tras experimentar ataques de pánico en diferentes situaciones se pueden experimentar fobias asociadas a esas situaciones, por ejemplo una fobia a conducir (amaxofobia) si han experimentado un ataque de pánico conduciendo.

Evitación de lugares

Pueden desarrollar agorafobia que es entendida como un miedo exacerbado a los espacios públicos y/o abiertos en los que les puede resultar difícil escapar si se produce un aumento de ansiedad. Debido a este miedo a posibles ataques de pánico en estos espacios la persona los evita, de tal manera que evita acudir a cines, restaurantes, trenes. Esto genera un detrimento en la calidad de vida.

Preocupaciones por la salud

como hemos visto, los ataques y el trastorno de pánico están muy relacionados con interpretaciones catastróficas de diferentes procesos físicos, esto hace que las personas que los padecen se sientan muy preocupadas por su salud.

Trastornos de ansiedad

Pueden aparecer otros trastornos de ansiedad asociados a los ataques de pánico, como puede ser el trastorno de ansiedad generalizada o la hipocondría, fobias o agorafobia.

Depresión

En algunos casos, la persona que padece ataques o trastorno de pánico puede desarrollar síntomas depresivos.

Problemas de autoestima

Los ataques de ansiedad, pueden llevar a la persona a cambiar el concepto de si misma, modificándolo de tal manera que se puede ver como una persona débil, inadecuada y con pocos recursos lo que puede hacer que su autoestima se deteriore.

Consumo de alcohol y otras sustancias

La persona que padece ataques o trastorno de pánico puede consumir alcohol y otras sustancias para intentar rebajar el nivel de malestar que le generan estas situaciones.

Consecuencias de ataque de ansiedad

CUANDO ACUDIR AL PSICÓLOGO

Los ataques de pánico o ansiedad, pueden generar un malestar significativo y una modificación de nuestra vida, puesto que como ya dijimos, muchas de las conductas y comportamientos que emite la persona están dirigidos a la evitación de nuevos ataques y por tanto su calidad de vida se puede ver mermada en muchos aspectos.

Acudir a un Psicólogo que nos ayude a gestionar nuestros ataques de pánico y a que no se hagan con el control de nuestra vida es muy recomendable.

Por otro lado es importante que un psicólogo pueda determinar si los ataques de pánico que padecemos configuran un trastorno de pánico o son síntomas y manifestaciones de otros trastornos, ya que dependiendo de ésto, la terapia será diferente y tendrá objetivos terapéuticos distintos.

TRATAMIENTO DEL ATAQUE DE PÁNICO

La terapia para los ataques de pánico que desarrollamos en PsicoGlobal, está orientada a diferentes objetivos:

  1. Control de la activación fisiológica corporal por medio de entrenamiento en respiración, relajación muscular e inervación vagal.
  2. Redefinición de los miedos producidos por esta activación fisiológica por medio de terapia cognitiva.
  3. Habituación y control de los síntomas de pánico, gracias a diferentes estrategias de exposición, como es la interoceptiva que supone una exposición a las sensaciones corporales temidas y la exposición en vivo, que implica la exposición en la vida real de forma sistemática y progresiva a las situaciones temidas.

Todas estas estrategias están apoyadas por materiales y documentos de ayuda para un óptimo desarrollo de la terapia.

Solicita al psicólogo una primera sesión de consulta en la que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti.


COMIENZA CON LA SOLUCIÓN
PsicoGlobal te brinda ayuda profesional para ponerle freno a la ansiedad, da el primer paso
TERAPIA ONLINE INICIAR TERAPIA


TOP